Published On: Sáb, Mar 5th, 2011

Radiodifusoras indigenistas: Puente en la difusión en la cultura en el país

Las emisoras informan a los habitantes de sus comunidades sobre temas de salud, organización local, alertas de desastres naturales, además de difundir música de compositores tradicionales, obras de poetas y escritores, radionovelas culturales y políticas de desarrollo de los pueblos indígenas.

 Desde finales de los años setenta, gracias al avance en sistemas de transmisión más compactos y de mayor alcance, las radiodifusoras indigenistas se han multiplicado a lo largo y ancho de nuestra nación, contribuyendo directamente a difundir la cultura, tradiciones, así como las lenguas de las diversas etnias que habitan en nuestro territorio.

 Además de informar a los habitantes de sus comunidades sobre temas relevantes de salud, organización local e incluso alertas sobre posibles desastres naturales, las radiodifusoras indigenistas de todo el país difunden música de compositores tradicionales de todo el país, obras de poetas y escritores e incluso programan radionovelas culturales, y difunden información relevante en torno a las políticas de desarrollo de los pueblos indígenas.

 Entre las emisoras más destacadas del panorama nacional se encuentra la XEZV La voz de la Montaña, que transmite desde Tlapa de Comonfort, Guerrero, además de la XECOPA, que transmite desde Copainalá Chiapas.

 A través del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas las autoridades federales apoyan a más de 20 emisoras de todo el país que transmiten en la banda de Amplitud Modulada y siete más en la banda de Frecuencia Modulada.

 Entre los operadores, conductores y autores de muchas de estas radios comunitarias se encuentran campesinos, maestros, cantautores tradicionales e incluso expertos en medicina tradicional y como en el caso de la radiodifusora XEPET de Yucatán, niños mayas de la propia comunidad participan en las transmisiones.

 El impacto que han tenido las radios indigenistas en la población de sus municipios ha sido fundamental en las últimas tres décadas para el desarrollo cultural y para la formación de públicos en diversas expresiones que van desde la música y la literatura, hasta las artes plásticas, el cine y la capacitación en la creación de artesanías locales.

 La mayoría de las radiodifusoras crean paralelamente programas de promoción cultural e incluso invitan a los radioescuchas a participar en convocatorias, talleres, exposiciones, en funciones de películas y lecturas en voz alta.

 De igual forma contribuyen a ampliar la oferta cultural y artística de muchos festivales municipales y estatales, además de fiestas tradicionales. Algunos programas e investigaciones de este rubro son realizadas con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través del Programa de Estímulo a la Creación Artística de los Estados.

 Destaca la labor de radiodifusoras como XECARH La Voz del Pueblo Hñahñu que transmite desde Cardonal, Hidalgo, además de XEXPUJ La Voz del Corazón de la Selva, cuya emisora se encuentra en Xpujil, Calakmul, Campeche, y donde además se transmiten programas especiales que contribuyen a concientizar a la población sobre la preservación de su patrimonio arqueológico, histórico y riqueza intangible.

 Otra labor de las radios indigenistas desde hace unas décadas ha sido el crear un enlace entre los migrantes y sus familias en las diversas comunidades. A menudo las viviendas de muchos colones quedan en lugares tan inaccesibles que las radiodifusoras reciben las cartas que llegan desde el extranjero e incluso en algunas se promueve entre los trabajadores que emprenderán el viaje hacia otras latitudes el seguir comunicados a través de sus envíos a estas sedes.

 Algunas estaciones trabajan para esta labor directamente con los consejos consultivos de cada estado y algunas han incluido en su programación diversas secciones en las que se leen en las diversas lenguas locales los mensajes de los familiares que están en el extranjero.

 “El señor Hernández envía un saludo a su esposa e hijos y les comunica que llegó bien a su destino”, es un ejemplo de los muchos mensajes de enlace que se transmiten en diversas estaciones.

 Hay importantes radiodifusoras que han mantenido durante años un trabajo continuo en esta clase de difusión, como XEQIN La Voz del Valle (San Quintín, Baja California), XEVFS La Voz de la Frontera Sur (Las Margaritas Chiapas), XETAR La Voz de la Sierra Tarahumara (Guachochi, Chihuahua), XETUMI La Voz de la Sierra Oriente (Zitácuaro-Morelia, Michoacán) y XEJMN La Voz de los Cuatro Pueblos (Jesús María, El Nayar, Nayarit).

 Un caso curioso es el del Centro de Producción Radiofónica que se ha instalado en el reclusorio de Tlaxiaco, Oaxaca, donde se realizan programas que después nutren de material a las radiodifusoras locales.

 Asimismo, muchos de los programas a nivel nacional que difunden tradiciones ancestrales, la mayoría de ellas transmitidas de padres a hijos durante generaciones, se conservan en la Fonoteca Henrrieta Yurchienco, que forma parte del Sistema de Radiodifusora Culturales Indigenistas.

 Actualmente la totalidad de las radios indigenistas a nivel nacional transmiten en más de 31 lenguas, aspecto que se amplía cada año con la incorporación de nuevas programaciones.

 Tal es el caso de XEGLO La Voz de la Sierra Juárez (Guelatao de Juárez, Oaxaca), XEOJN La Voz de la Chinantla (San Lucas Ojitlán, Oaxaca), XETLA La Voz de la Mixteca (Tlaxiaco, Oaxaca), y XEJAM La Voz de la Costa Chica (Santiago Jamiltepec, Oaxaca).

 Así como XECTZ La Voz de la Sierra Norte (Cuetzalan, Puebla) XENKA La Voz del Gran Pueblo (Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo), XEANT La Voz de las Huastecas (Tancanhuitz de Santos, San Luis Potosí), y XEETCH La Voz de los Tres Ríos (Etchojoa, Sonora), todas estaciones que marcan un ejemplo en la difusión cultural y el servicio a la comunidad, manteniendo viva la historia, visión y tradiciones de los pueblos indígenas de México.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.