Published On: Mié, Sep 10th, 2014

Ilustradores de literatura infantil exponen dentro del Congreso Internacional de IBBY

Ilustradores de 1En octubre de 2013 comenzó a gestarse la exposición de ilustraciones para literatura infantil y juvenil Que todos signifique todos, que se exhibe al público desde el 4 hasta el 28 de septiembre en el Corredor Cultural Álvaro Obregón, en la Colonia Roma de la Ciudad de México, informó la curadora de esta exhibición, Mónica Romero Girón. La muestra reúne trabajos de 33 ilustradores mexicanos de diferentes generaciones. 

La muestra tiene un valor adicional: es un regalo de bienvenida a los 900 escritores, editores, bibliotecarios e ilustradores que desde el 10 de septiembre se reúnen en el 34 Congreso Internacional IBBY (International Board on Books for Young People –Foro Internacional sobre Libros para Jóvenes), considerado el encuentro más importante del mundo en torno a la literatura para niños y jóvenes. Nunca antes se había realizado en México y se considera un honor y una fiesta.
El tema central de trabajo del 34 Congreso Internacional IBBY es el uso de la lectura como elemento de inclusión social y por ello el tema de la exposición de ilustradores fue la frase Que todos signifique todos (May Everyone Really Mean Everyone).
Niños que montan osos azules; aves que caminan con lentes de armazón rojo; caballos que leen libros bajo la luz de la luna; hombres y mujeres sirena que nadan juntos, y niños que visitan el bosque para leer cuentos a sus amigos animales, son algunos de los temas que se pueden mirar en la exposición de ilustradores mexicanos.
A lo largo del camellón de una de las avenidas más características de principios del siglo XX en la capital de México, los visitantes pueden ver los trabajos de creadores que comparten una característica: cada uno debió dibujar una historia representada en tres cuadro, inspirados en el trabajo que se realiza cuando se asume darle figura y color a cuentos y novelas dirigidas a niños y jóvenes.
«Lo que decidimos hacer fue juntar a generaciones de ilustradores mexicanos, desde los años ochenta hasta ahora. Hay gente consolidada, pero también gente que está empezando con sus proyectos y gente que tiene un nivel conocido pero que se ve que está avanzando. Obviamente, en México hay mucho más ilustradores que los 33 que escogimos, pero tuvimos que hacer una selección representativa y que pudiéramos juntar en un ejercicio en el que cada uno hiciera tres imágenes que contuvieran una narrativa que hablara de la lectura como factor incluyente. Todos tienen una historia que se puede entender sin palabras y eso une a los 33 trabajos», indicó Mónica Romero en entrevista.
La ilustración es un elemento fundamental para formar nuevos lectores, independientemente de su edad, señaló la curadora de la exposición.
«Todos comenzamos mirando. Antes de comenzar a escribir dibujamos. Entonces la articulación de los dibujos en forma de narrativa es una manera de invitar a la lectura a todas las personas. No voy a decir que solamente a los niños. Si bien estos ilustradores trabajan principalmente con literatura infantil, esta es una forma de invitar a las personas a que, a través de las imágenes se acerquen a la lectura también», detalló Romero Girón, quien cuenta con una maestría en literatura infantil y fomento a la lectura por la Universidad Castilla La Mancha, de España.
Los artistas incluidos son: Felipe Dávalos, Rosi Aragón, Alejandra Barba, Paulina Barraza, Irma Bastida, Gloria Calderas, Julián Cicero, Guillermo de Gante, Isidro R. Esquivel, Ixchel Estrada, Mauricio Gómez Morín, Natalia Gurovich, Alejandro Magallanes, Ericka Martínez, José Esteban Martínez, Rosana Mesa Zamudio, Estelí Meza, Sr. No quiero, Manuel Monroy, Carlos Palleiro, Juan Palomino, Ricardo Peláez, Carlos Pellicer, Cecilia Rébora, Esmeralda Ríos, Margarita Sada, Luis San Vicente, Gerardo Suzán, Enrique Torralba, Felipe Ugalde, Valeria Gallo, Fabrice Vanden Broeck y Richard Zela.
«Por ser el Congreso IBBY el más importante de literatura infantil y juvenil a nivel mundial, reúne a personas de muchos países, que hablan diferentes lenguas. Al poder mostrar el trabajo de ilustradores mexicanos establecemos una manera diferente de dialogar con los invitados que vienen y que no necesariamente haya una limitante de lenguaje hablado. Simplemente, con imágenes estamos expresando lo que somos los mexicanos, lo que es la literatura infantil, lo que se está trabajando en el mundo editorial y cómo estamos conceptualizando el factor incluyente en la literatura. Esto no se limita a hablar sólo de las culturas sino que muestra que cada persona es un mundo; seamos mexicanos, japoneses o australianos», concluyó la curadora de la exposición Que todos signifique todos.