Published On: Mar, Feb 9th, 2021

Un amor superior es el que expresan las personas que cuidan de los demás, al tener que convivir con un virus desconocido

-Esta pandemia está dejando grandes enseñanzas para el ser humano, como es la importancia de estar realmente unidos, de valorar todo que se tiene al interior de las familias, de escuchar a las personas y de ser empáticos con las personas que están experimentado algún tipo de sufrimiento.

Con motivo de la fecha que se aproxima el próximo domingo 14 de febrero de 2021, Día del Amor y la Amistad, y una demostración superior de que se ama a las personas y seres queridos cercanos en estos tiempos de pandemia del COVID-19, es el cuidarse y cuidar a los demás, siguiendo con los protocolos de higiene sanitaria.

En tiempos de COVID-19, la prioridad de toda la humanidad es el hecho de vivir, de conservar nuestra salud, a partir de tener que convivir con un virus desconocido, aseveró María del Carmen Mora Ávila, catedrática de la Facultad de Educación y de los Posgrados de Enfermería de la UPAEP.

Porque conforme va pasando el tiempo y la gente se fue adaptando a las condiciones que ha impuesto esta pandemia, las personas se ha dado cuenta de cómo el amor y la amistad en estos tiempos, se han ido transformando, y un ejemplo de ello han sido las familias que tuvieron que replantear la manera de convivir en esta contingencia de salud, porque sus roles sociales eran muy diferentes antes de la llegada del COVID-19.

Agregó que a partir de este confinamiento, las familias y personas tuvieron la necesidad de convivir las 24 horas del día, los 7 días de la semana, en donde se tuvo que dar un reacomodo de las relaciones de amistades, noviazgos, porque ahora quienes pasaban más tiempo con los amigos o la pareja en el noviazgo, y por la situación geográfica, tuvieron que regresar a sus espacios familiares y se presentó tal vez ese miedo a la pérdida y distanciamiento físico entre aquellos que no compartían el mismo techo.

Mora Ávila indicó que al interior de las familias, éstas han experimentado la falta de espacio para realizar sus actividades de trabajo, de la escuela o del mismo hogar, situaciones de estrés por la crisis económica, por la pandemia sanitaria, por la pérdida de trabajo o por la pérdida de algún familiar, son desafíos que se están viviendo hasta el día de hoy.

Señaló que ahora en el 2021, tanto adultos como jóvenes y niños están tratando de reescribir las historias de cada uno, con un poco más de adaptación a la situación pandémica y a “las nuevas reglas del juego de la vida, y comprendiendo que todo este torbellino también ha traído cosas buenas a la vida de cada persona”, de manera específica hablando del amor y la amistad.

Dijo que al inicio de la pandemia de salud, la gente experimentó el pánico colectivo, el desajuste emocional, la presencia de casos de ansiedad, depresión e incluso conflictos en las interacciones y se registró un incremento del 20% de violencia intrafamiliar hacia niños y mujeres y la presencia de muchos casos de duelo por la pérdida de un ser querido, del cierre de un negocio familiar, de una empresa para la cual trabajaba la persona, o problemas de salud, entre otros casos que han impactado a las personas.

María del Carmen Mora, enfatizó que después de experimentar todas estas situaciones negativas ocasionadas por la COVID-19, “resurge el sentimiento más universal en el ser humano que es el amor, que pudo comenzarse a notar a finales del año pasado, representando este amor en todas sus formas, el amor hacia los padres, el amor hacia los hijos o la pareja; así como el amor hacia los amigos, mascotas y la naturaleza, es decir, amor hacia todo lo que existe a nuestro alrededor”.

Reiteró que esta pandemia está dejando grandes enseñanzas para el ser humano, como es la importancia de estar realmente unidos, de valorar todo que se tiene al interior de las familias, de escuchar a las personas y de ser empáticos con las personas que están experimentado algún tipo de sufrimiento, conocer mejor a las personas y disfrutar la convivencia familiar.

Abundó que las redes sociales y las plataformas digitales, utilizadas responsablemente durante esta pandemia han permitido la manera de “expresar este amor y este vínculo compartiendo archivos, películas, algunos links, memes; así como aprovechar el envío de algunas cosas por paquetería; lo que ha permitido valorar las cosas que antes teníamos de manera presencial, como los viajes, la comida de otros lugares. Y ahora podemos ver cómo tanto el amor como la amistad proporcionan al ser humano esperanza y lo llevan a comprender que las cosas pronto mejorarán y que vale la pena seguir existiendo ante estas muestras de solidaridad, ya que generan en el ser humano esta sensación de estar acompañado y de que se puede confiar en los seres queridos y amigos en estos momentos difíciles”.

Subrayó que el amor y la amistad siempre están presentes, a pesar de la pandemia del COVID-19 y se hace más evidente en estos momentos en que se debe promover la resiliencia, además de generarse valores como la responsabilidad, el compromiso social, la honestidad, la tolerancia, la solidaridad y colaboración con las demás personas.

Mora Ávila señaló que es importante tener presentes los “lenguajes del amor” que propone el psicólogo norteamericano, Gary Chapman que ha estudiado el tema del amor, y menciona que hay diferentes formas de expresar este sentimiento, y comparte que hay cinco lenguajes específicos para expresar el amor, ya que los seres humanos lo hacen de diferentes formas.

Las cinco maneras de expresarlo son, el primero, dando obsequios, es decir, a nivel material las personas pueden expresar con un regalo, con comida u objetos que se está amando a otro ser humano; la segunda, es a través de actos de servicio, en donde una persona hace por el otro algunas acciones para ayudarle y de esa manera, la otra persona se siente amada; la tercera expresión del lenguaje del amor, son las palabras, cuando la persona expresa palabras cariñosas al otro, lo aprueba, lo empodera; una cuarta forma es a través del contacto físico, en donde se encontrará a personas que les guste besar, acariciar o abrazar mucho a las personas que ama y la última, es cuando se conjuntan todos estos elementos, anteriormente señalados y en estos momentos de pandemia, por el distanciamiento social que debe imperar, es bueno expresar palabras de aliento o aprovechar el envío de algún tipo de ayuda, acciones que generan en las otras personas el sentimiento de sentirse amados.

Por último, María del Carmen Mora, comparte estas frases de algunos personajes de la historia. “Lo único que me duele de morir, es que no sea de amor”, frase de Gabriel García Márquez, en su libro, El Amor en los Tiempos del Cólera”. “El que ama, se hace humilde. Aquellos que aman, por decirlo de alguna manera, renuncian a una parte de su narcicismo”, de Sigmund Freud; y “Si amas, sufres. Si no amas, enfermas”. También frase de Sigmund Freud.