Published On: Lun, Ene 11th, 2021

Tovar, Oliveras y Pardo 7°, 8° y 9° en el campeonato Nascar Peak México Series 2020

  • Los pilotos profesionales experimentaron una temporada atípica en la que tuvieron que adaptarse a las nuevas reglas de competencia, jornadas de un solo día a puerta cerrada, limitar número de integrantes por piloto, jornadas dobles y medidas sanitarias para evitar contagios

El campeonato 2020 de NASCAR Peak Mexico Series sufriría un gran revés al verse obligado a aplazar la arrancada de este deporte motor por la pandemia que paralizaba al mundo.

Los pilotos Hugo Oliveras, Santiago Tovar y Rubén Pardo esperaban ansiosos para subir a sus bólidos y medirse de nueva cuenta con sus más acérrimos rivales en las pistas.

La pandemia obligó a los organizadores del campeonato de automovilismo más importante de América Latina a tomar decisiones extraordinarias para la protección de los integrantes de los equipos y evitar contagios de la Covid 19, entre ellas el realizar las jornadas de un solo día, limitar el número de integrantes de equipo por piloto.

Y, tras modificar el calendario iniciaría la temporada con repeticiones de circuitos estratégicamente ubicados en el centro de la República Mexicana –sin incluir al máximo recinto del deporte motor, el Autódromo Hermanos Rodríguez–, y hasta las categorías Peak y FedEx Challenge correrían juntas.

Así pues, tras cuatro meses de espera, la temporada 2020 de NASCAR Peak Mexico Series daba inicio el 9 de julio, siendo éste el primer deporte en el ámbito nacional que retomaba sus actividades, pero con la peculiaridad de hacerlo a puerta cerrada y sólo se tenían confirmadas las tres primeras fechas.

El EcoCentro de Querétaro fue el escenario en el que los pilotos  Hugo Oliveras, Santiago Tovar y Rubén Pardo vieron la primera bandera verde del año y tuvieron sentimientos encontrados por la ausencia de público en las gradas.

Luego de una largada sin incidentes, la carrera estelar presentó cierta complejidad a los pilotos de la Peak sin impedirles realizar un gran trabajo en pista. Tovar, Pardo y Oliveras cerraron en las posiciones 4, 6 y 10 respectivamente, el primer compromiso puntuable de la temporada.

Para Hugo Oliveras, propietario de la escudería HO Speed Racing y piloto del auto #11 de Monster Energy – 3M – Quaker State – Freightliner, esa sería la primera carrera luego de su recuperación tras un problema grave de salud.

En la segunda fecha en San Luis Potosí, Rubén Pardo cruzaba la meta como el mejor posicionado de los tres; consiguió un séptimo lugar mientras que Tovar llegó en noveno y Oliveras no logró arrancar su auto tras la señal de salida.

“Fue un día muy complicado. Sin embargo, luchamos durante toda la contienda para brindar una carrera digna para todos aquellos que confían en mí como piloto, en especial a mis patrocinadores que hacen esto posible”, declaraba el atleta Monster Energy Rubén Pardo.

La pista hidrocálida en la tercera fecha del serial estuvo cargada de contactos y fallas técnicas, Oliveras concluyó en el lugar siete mientras que Pardo y Tovar no pudieron terminar la competencia pues los fierros les jugaron una mala partida.

Para la buena continuidad de campeonato automovilístico más importante de América Latina, los organizadores tomaron la decisión de llevar a cabo una jornada doble, la cuarta y quinta carrera se correrían en tierras poblanas.

Ahí, Santiago Tovar, piloto del auto #26 de Freightliner – Quaker State – Briggs Equipment México – Monster Energy sube al pódium al ganar la tercera posición en la cuarta carrera, agradeciendo a Horacio Richards, Hugo Oliveras y Luis Ruiz por siempre confiar en el. Rubén Pardo y Hugo Oliveras obtuvieron los puestos 4 y 6, respectivamente.

Al siguiente día y en el mismo autódromo, correrían la quinta carrera del campeonato, Rubén y Hugo que cruzaban la meta en las posiciones 8 y 9 respectivamente, mientras que Santiago tuvo que abandonar por fallas mecánicas, negándole la posibilidad de subir esos dos peldaños tan deseados.

Debido al nuevo formato establecido por dirección de carrera para el arranque de la sexta y séptima fechas a realizarse en Querétaro, los pilotos tendrían una parrilla invertida. Aun así, Tovar se llevó 2 cuartos lugares; Oliveras el décimo y séptimo puestos y Pardo se colocó en las posiciones 6 y 9 en ambas carreras.

Hugo Oliveras, Santiago Tovar y Rubén Pardo enfrentaron la fecha 8 en el Súper Óvalo Potosino, una de las carreras más complicadas del campeonato, la cual estuvo plagada de contactos debido a la velocidad de casi 200 km. que desarrollan los autos y los escasos 800 metros de longitud del trazado.

Esta carrera de NASCAR Peak Mexico Series fue una de esas pocas jornadas en las que se contabilizaron 12 banderas amarillas, contactos contra la barda y entre pilotos, de las cuales no se libraron Tovar y Pardo, quienes de nueva cuenta se vieron obligados a abandonar la competencia antes de concluir la carrera, mientras que Oliveras logró el top five.

Ya estaba cada vez más cerca la final. Pardo, Tovar y Oliveras, disputaban la fecha nueve del campeonato en el EcoCentro de Querétaro cruzando la meta en las posiciones 6, 8 y 9, respectivamente.

Los semáforos epidemiológicos obligaban a la repetición de plazas, por lo tanto, la última fecha doble se correría en Querétaro, así que la décima cita puntuable Hugo y Rubén se colocarían en los puestos 6 y 7, respectivamente, y Santiago sufriría un percance en pista poco tiempo después de la arrancada que lo dejaría fuera de la batalla. Al día siguiente, en la onceava fecha, Oliveras y Tovar cruzaban la meta en quinto y sexto, respectivamente, mientras que Pardo no tendría actividad.

Esta tercia de atletas Monster Energy llegaban con la mejor actitud a Puebla para la última contienda de la atípica temporada 2020, la cual fue complicada por una serie de contactos que se dieron en pista a pocos minutos del banderazo de arranque.

Hugo Oliveras, piloto del auto #11 de Monster Energy – 3M – Quaker State – Freightliner – Frame Lawyers, concluyó en la posición siete de la categoría.

Por su parte, Rubén Pardo, piloto de la máquina #77 e integrante del equipo Alpha Racing cerró la última fecha de la temporada en la posición cuatro de la categoría Peak.

Su coequipero Santiago Tovar, piloto del auto #26 de Freightliner – Quaker State – Briggs Equipment México – Monster Energy, no pudo concluir la carrera tras un contacto provocado que lo obligó a entrar a pits, sin embargo, los daños fueron considerables lo que le impidió regresar a la pista.

De esta forma, el 18 de diciembre llegaba a su final la temporada 2020, la cual implicó una serie de grandes retos a los que tanto la organización, como los pilotos, equipo en general e incluso la misma afición tuvieron que acoplarse para el desarrollo del campeonato.

En la tabla de posiciones general con 443 puntos Santiago Tovar se colocó en el lugar siete del serial; detrás de él, en octavo lugar con 437 puntos se ubicó Hugo Oliveras, seguido de Rubén Pardo en la novena posición con 409 unidades.

Así pues, los pilotos profesionales Hugo Oliveras, Santiago Tovar y Rubén Pardo se encuentran trabajando en su preparación personal y en el desarrollo de sus autos para iniciar la temporada 2021 al 100%, la cual está programada para arrancar el 11 de abril en Querétaro y en la que darán su máximo esfuerzo para, primero, superarse a sí mismos y por ende estar en los puestos de honor.