Published On: Mié, Feb 10th, 2021

Propone Nancy de la Sierra la inclusión de personas con autismo en la toma de decisiones de políticas públicas

  • Uno de cada 115 mexicanos nace con autismo; algunas y algunos pueden vivir de manera independiente, sin embargo, existen casos con alto nivel de dependencia social y familiar.

La Senadora Nancy de la Sierra Arámburo, integrante del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, puso a consideración del Pleno la Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma la Ley General para la Atención y Protección de las Personas con la Condición del Espectro Autista, para que la Comisión Intersecretarial competente convoque a las organizaciones que representan a la población con autismo a participar activamente en sus trabajos y reuniones.

La propuesta pretende asegurar la inclusión de las personas con esta condición en las decisiones que les afectan directamente, considerando que son ellas quienes pueden determinar mucho mejor que cualquier institución las medidas que salvaguarden sus derechos y derriben obstáculos, es decir, empoderarse para hacer realidad sus aspiraciones y fortalecer sus voces colectivas.

“Presento esta propuesta, con la convicción de que es una acción indispensable para pasmar una auténtica visión inclusiva, transversal y representativa en nuestros programas para la atención a este sector, (…) debemos abrir las puertas y construir los caminos que nos permitan ir de la mano de las y los ciudadanos, a quienes debemos nuestro servicio público”, expresó la Senadora por Puebla.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible promueve la inclusión social de las personas con discapacidad, a través de las metas 10.2 y 16.7, para garantizar la adopción de decisiones inclusivas, participativas y representativas que respondan a sus necesidades.

Asimismo, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad obliga al Estado mexicano a consultar y colaborar activamente con este sector para el desarrollo de políticas públicas, para hacer respetar el derecho a la participación plena y efectiva.

Nancy de la Sierra explicó que “se trata de una obligación internacional, cuyo cumplimiento hemos debido por muchos años a las y los mexicanos con autismo. Y segundo, porque otros órganos similares y de igual importancia como las Comisiones Intersecretariales para el Cambio Climático y el Combate a la Trata de Personas, sí prevén un mecanismo que garantiza el involucramiento de la sociedad civil en sus labores”.

La Iniciativa con proyecto de decreto fue turnada a las Comisiones Unidas de Desarrollo y Bienestar Social y de Estudios Legislativos.