Published On: Mié, Jun 9th, 2021

Presentan reporte sobre la Cumbre de Diplomacia Cultural

  • La Iniciativa para la Diplomacia Cultural en América del Norte (NACDI) e instituciones de México, Estados Unidos y Canadá dan a conocer informe sobre la Cumbre de Diplomacia Cultural celebrada en línea en septiembre de 2020

 

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través de la Dirección General de Promoción y Festivales Culturales y el Centro Cultural Tijuana (Cecut), en colaboración con la Iniciativa para la Diplomacia Cultural en América del Norte (NACDI, por sus siglas en inglés), presentó este 7 de junio el  reporte de la Iniciativa para la Diplomacia Cultural en América del Norte, que propone un diálogo interdisciplinario e interinstitucional norteamericano sobre diplomacia cultural, vinculado con preocupaciones globales.

El objetivo del informe fue renovar el entendimiento de la diplomacia cultural, más allá del sentido de élite con el que tradicionalmente se le asocia, para incorporar actores y agendas que amplían su concepción básica, por ello la noción de “crítica”. En esta ocasión, por ejemplo, se incorporó a las culturas originarias en el debate, poniendo atención a su situación en Norteamérica y se reflexionó respecto a la necesidad de incorporar a grupos indígenas en la elaboración, desarrollo y práctica de la diplomacia cultural, con el objetivo de considerar sus saberes, entendimientos y prácticas como eje para la toma de decisiones dentro de la diplomacia.

Durante la presentación del  reporte de resultados de la Cumbre de Diplomacia Cultural organizado por NACDI, titulada “La Diplomacia Cultural como Práctica Crítica”, que se llevó a cabo en formato virtual, participaron integrantes de diversas instituciones en México, Estados Unidos y Canadá, entre las que se encuentran: la Queen’s University, la Universidad Iberoamericana, University of Southern California, el Royal Ontario Museum, el Centro Cultural Tijuana, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, la Embajada de Canadá en México y el Instituto Cultural de México en Washington.

Al hacer uso de la voz, la directora del Centro Cultural Tijuana, Vianka Robles Santana, reflexionó sobre la importancia de la cultura como un engranaje para crear contactos entre personas y disminuir las desigualdades sociales, esto como parte de las agendas internacionales vigentes. Asimismo, reiteró que en la actualidad, con los retos que enfrenta el mundo, la academia, artistas, grupos sociales y espacios culturales son actores fundamentales para entender la diplomacia cultural.

Por su parte, el director general de Promoción Cultural y Festivales de la Secretaría de Cultura, Pablo Raphael de la Madrid, reconoció que hay varios retos a los que se enfrenta la región en el ámbito social y cultural. Por ejemplo, el incorporar al debate ideas de la sociedad, lo que permitirá afrontar los desafíos con una óptica participativa. Además, reiteró la importancia de NACDI como un espacio de reflexión y diálogo de cara a la Conferencia Mundial sobre las Políticas Culturales (MONDIACULT), de la cual México, en colaboración con la UNESCO, será sede en 2022.

Como ha expresado la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, MONDIACULT “será una oportunidad de reafirmar el liderazgo de México en el plano multilateral y posicionar nuestra política cultura como referente mundial”.

A su vez, la vicepresidenta asociada del Royal Ontario Museum, Sascha Priewe, explicó que NACDI es un laboratorio multidisciplinario de ideas, que tiene una perspectiva sobre la diplomacia cultural que busca ser crítica frente a ciertas propuestas.

En su turno, el codirector del Programa de Estudios Culturales de Queen’s University, Jeffrey Brison, y la catedrática del Departamento de Comunicación y Estudios de Medios en Carleton University, Sarah Smith, pusieron en contexto el reporte presentado, esclareciendo que corresponde a los resultados de la primera cumbre de tres que organizará NACDI entre 2020 y 2022. La primera de ellas, que es de donde surge el reporte presentado se tituló “La Diplomacia Cultural como práctica crítica”, organizada de manera virtual por el Royal Ontario Museum y Queen’s University, en septiembre de 2020. También mencionaron que se llevarán a cabo dos cumbres más, en Los Ángeles en noviembre de 2021 y finalmente, la tercera en la Ciudad de México en 2022. Asimismo, expusieron que los temas de convergencia y discusión de la cumbre se reflejan en el reporte, así como algunas recomendaciones, entre las cuales se encuentra ampliar la discusión sobre diplomacia cultural.

También, en el marco del lanzamiento del reporte tuvo lugar un panel titulado “La Diplomacia Cultural Como Práctica Crítica”, moderado por el profesor-investigador de la Universidad Iberoamericana César Villanueva y en el que participaron la decana asociada de la Facultad de Artes y Ciencia de Queen’s University, Lynda Jessup; el investigador del Centro para la Comunicación, el Liderazgo y las Políticas Públicas de la University of Southern California, Nicholas Cull; y la profesora asociada de Cornell University y ciudadana de Tuscarora, Jolene Rickard.

Lynda Jessup reflexionó sobre la neutralidad de la cultura, la inclusión de los practicantes en el estudio de la diplomacia cultural y la dimensión cosmopolita. Nicholas Cull abundó sobre la necesidad de reconocer que la cultura no debe ser vista solo como una herramienta para resolver problemas, sino deben observarse las relaciones de poder asociadas a ella. Jolene Rickard subrayó, por su parte, la importancia de elevar la discusión sobre colonialismo en el ámbito de la diplomacia cultural. A su vez, César Villanueva estableció la necesidad de incorporar más visiones críticas dentro de una perspectiva de pluralidad e inclusión en este debate.

Finalmente, a modo de cierre, la directora del Instituto Cultural de México en Washington, Ix-Nic Iruegas, habló de la necesidad de ver a la cultura como una herramienta de diálogo civilizatorio, mientras que el encargado de Relaciones Culturales de la embajada de Canadá en México, Ernesto Miranda, destacó la riqueza cultural que debemos poner sobre la mesa como una fuerza de cambio social. Edgardo Bermejo, autor y diplomático cultural, sugirió que es importante considerar que en la discusión sobre la diplomacia cultural hay que reconocer que el Estado sigue siendo un actor importante, en asociación con otros más, desde donde puede provocarse un debate más amplio entre otros actores nacionales e internacionales.

El reporte en inglés, español y francés puede ser descargado en la página Web de NACDI:

https://culturaldiplomacyinitiative.com

Sigue las redes sociales de NACDI en Facebook (https://www.facebook.com/naculturaldiplomacyinitiative)/  Twitter (https://twitter.com/nacdiplomacyi)