Published On: mar, Oct 1st, 2019

Orquesta Escuela Carlos Chávez presentará propuesta de banda sonora para la cinta ¡Qué viva México!

La Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh) presentará, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, una banda sonora realizada con selección de música de Silvestre Revueltas para la cinta ¡Qué viva México! de Serguéi Eisenstein, el próximo sábado 26 de octubre. Se trata de un ejercicio cinematográfico-musical ideado por la productora musical Annette Fradera y Eduardo García Barrios, titular del Sistema Nacional de Fomento Musical.

El objetivo de esta propuesta realizada por Fradera, quien trabajó en la curaduría de música de Revueltas con García Barrios, es realizar una simbiosis estética de dos idearios artísticos trascendentales para el arte nacional y la visión de “lo mexicano”.

Se trata de una conjugación casi orgánica de la narrativa fílmica del cineasta letón de origen judió que, sin duda, marcó una influencia calológica en los realizadores de cine mexicano de finales de los años 30 con la música del compositor nacido en Santiago Papasquiaro, Durango, que a decir de musicólogos como Otto Mayer-Serra, tiene un inconfundible sabor mexicano sin emplear melodías, armonías o ritmos folclóricos de manera literal como algunos compositores nacionalistas, razón por la cual su música fue considerada de vanguardia.

Tanto para Fradera como para García Barrios esta banda sonora es un experimento que permitirá unir el universo de ambos creadores, que, aunque existe evidencia que documente alguna coincidencia personal, su búsqueda artística converge en expresividad, dinamismo y teatralidad.

Eisenstein dejó, sin querer, un material fílmico que ha desatado un sinfín de debates académicos y creativos, derivando en diversas conjeturas, pues es preciso señalar que a él ya no se le permitió editar los rollos que filmó, por su conflicto financiero con Upton Sinclair y el requerimento gubernamental de Stalin para regresar a la entonces URSS, expresó Fradera.

Cabe señalar que la no conclusión de este proyecto derivó en la realización de cintas como Thunder over Mexico (1933), de Sol Lesser, y Time in the sun (1940), de Marie Seton, quienes trabajaron con el material que se quedó bajo el resguardo de Upton Sinclair −mismos que Eisenstein depositó en 1956 en el Museo de Arte Moderno de Nueva York−, además de dos producciones rusas como Mexican Fantasy (1997), de Oleg Kovalov, y ¡Qué viva México! (1979), versión de Grigori Aleksandrov.

En este sentido, Fradera expresó que “la creación de la banda sonora es otro de los experimentos o ejercicios que dejó abierto la no conclusión de este proyecto titulado desde su concepción ¡Qué viva México!, ésa sí es una idea franca de Eisenstein; lo demás, son aproximaciones. Incluso, la cinta que se proyectará en el Palacio de Bellas Artes, que está basada en el trabajo hecho por Grigori Aleksandrov en 1979, no puede considerarse como la más cercana, aunque esté basada en algunos apuntes de Serguéi, pues incluso Sinclair no entregó todos los rollos que el realizador filmó”.

Sobre el porqué elegir la música de Revueltas para esta banda sonora, García Barrios subrayó que su música se puede conjugar de manera orgánica con la cinta porque el compositor tenía un profundo conocimiento de la música tradicional −incluso algunas de sus piezas requieren instrumentos autóctonos como los cascabeles, el tunkul y el caracol−. “Ideológicamente fue un artista posrevolucionario, un compositor extremadamente visual y teatral”.

La cinta, que se proyectará durante la interpretación de la OECCh de banda sonora, es la versión de 1979 de Aleksandrov. Dicha exhibición cinematográfica se realizará con el apoyo de la Cinetaca Nacional.

Es importante mencionar que no es la primera ocasión en que la Orquesta Escuela Carlos Chávez sostiene una interlocución con el séptimo arte, en 2015 participó en el Proyecto Chaplin que se presentó en el Festival del Centro Histórico, y en 2017 musicalizó en vivo la cinta Nosferatu, en el Centro Nacional de las Artes.

La cita para disfrutar de este filme con la interpretación en vivo de la música de Revueltas será el sábado 26 de octubre a las 19:00 horas, en el Teatro Principal del Palacio de Bellas Artes. Los boletos ya se encuentran a la venta en las taquillas del recinto y al 55-5325-9000. Los precios son populares ($80 $60 y $30 pesos).

El acceso al público es a partir de 5 años de edad. Para mayores informes consulte la cartelera en https://snfm.cultura.gob.mx/actividades/.