Published On: Mar, May 31st, 2011

La indecisión de Ignacio Comonfort condujo al país a la guerra civil

Ignacio Comonfort.

Ignacio Comonfort.

El historiador Alejandro Rosas, apoyado en textos de Guillermo Prieto, presenta en el más reciente número de la revista Relatos e Historias en México un artículo sobre la vida y carrera del político Ignacio Comonfort (1812-1863), cuyo gobierno fue preludio de la Guerra de Reforma en el país.

Ignacio Comonfort no concluyó sus estudios universitarios, pero eso no impidió que tuviera una buena educación, pues su madre, doña Guadalupe de los Ríos, jugó un papel determinante en su formación.

Mostró habilidades en los negocios y en la administración, pero decidió seguir los pasos de su fallecido padre, Mariano Comonfort, al tomar el camino militar.

En esta carrera se desarrolló efectivamente, haciéndose acreedor a una buena reputación y respeto que lo llevaron a ocupar varios cargos en la administración pública como diputado al Congreso y senador.

En 1854, Ignacio Comonfort se unió con Juan Álvarez y apoyó la guerra contra del presidente Antonio López de Santa Anna; tras la derrota de éste, Juan Álvarez cedió el poder a Comonfort convirtiéndolo en presidente interino de 1855 a 1857, posteriormente fue electo como presidente constitucional.

Su gobierno se caracterizó por mantener un ánimo conciliador, organizó un gabinete mixto de liberales y conservadores, que generó una caja de Pandora que no tardó en conducir a nuevos problemas.

Después de la promulgación de la Constitución del 5 de febrero de 1857, la Iglesia, afectada en sus intereses, amenazó con excomulgar a todos los que la juraran, por lo que muchos funcionarios y grupos militares se negaron a hacerlo; sin embargo, Ignacio Comonfort sí juró sobre la Constitución.

Posteriormente se arrepintió de haber apoyado medidas liberales y desconoció la Constitución que había jurado meses atrás; semanas después volvió a cambiar de parecer, y esta serie de indecisiones causaron que ningún partido lo apoyara. Ignacio Comonfort dejó el poder en enero de 1858.

El ex presidente se hallaba desterrado en Estados Unidos, en México se había iniciado la Guerra de Reforma, Benito Juárez había alcanzado la Presidencia y la Intervención Francesa era inminente.

Ignacio Comonfort decidió entonces redimirse ante su patria, y bajo el perdón del presidente Juárez se puso al servicio de la República ocupando el ministerio de Guerra, lo que le permitió retomar su faceta militar.

Mientras buscaba auxiliar al ejército republicano, un día de camino a Celaya, fue atacado por bandidos en Chamácuaro, fue herido de muerte el trece de noviembre de 1863 y murió mientras era trasladado a Celaya, su patria lo había perdonado.

El doctor en ciencias biológicas, Juan Arturo Reyes Agüero, presenta en su artículo “El nopal”, la historia y el impacto que éste ha tenido en la cultura mexicana. Desde los inicios de la civilización en lo que hoy es México el nopal ha formado parte de la dieta de los habitantes.

La identificación que la población indígena tenía con esta planta fue el origen de que los frailes la utilizaran para la evangelización, posteriormente apareció en los escudos de organizaciones políticas e ideológicas. Hasta la fecha forma parte de la cultura alimentaria del país y su imagen es parte del escudo nacional; el nopal es referido en la cultura popular a través de canciones, dichos y frases mexicanas.

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.