Published On: Vie, May 17th, 2019

La baja en las tarifas de luz debe beneficiar a todos los mexicanos que enfrentan altas temperaturas

Ante el anuncio del Ejecutivo federal sobre la condonación de la deuda de 11 mil millones de pesos y la entrada en vigor de una tarifa preferencial en los municipios del estado de Tabasco, el Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados exige el mismo trato para los usuarios de las entidades federativas que se encuentran en una situación similar.

El pacto federal demanda un trato justo. No podemos hacer desiguales a los iguales, ni tener estados con preferencias.

En el país existen 38.5 millones de usuarios domésticos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), de ellos, 7.2 millones presentan adeudos en sus pagos y el 24% están concentrados en Tabasco.

El Presidente pretende corregir un problema que él inició hace 25 años con su resistencia civil y hoy, con el dinero de todos los mexicanos, va a beneficiar a los morosos de su estado natal.

Esta decisión irresponsable, inequitativa y discriminatoria no es un tema de política social; por el contrario, fomenta la cultura del “no pago” y generaliza una “tarifa injusta” para quienes enfrentan las mismas condiciones de altas temperaturas y pagan puntualmente su consumo de energía eléctrica.

Somos conscientes de la difícil situación económica que enfrentan los tabasqueños, al ser la peor economía del país y el último lugar en la generación de empleo; sin embargo, si se premia a los usuarios de un estado que tiene municipios con temperaturas más templadas que 19 entidades del país, para ser congruentes, también debería beneficiarse a Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Coahuila, Colima, Guerrero, Jalisco, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

La CFE debe revisar seriamente sus números para no poner en riesgo su estabilidad financiera, si toda la energía que genera es pagada por sus clientes, se cubriría completamente sus costos de operación.

El monto condonado a un estado que tiene el 4% de la población nacional, representa cinco veces más el presupuesto que este año se le quitó al Programa de Estancias Infantiles.

En el Grupo Parlamentario del PRI no somos omisos a este problema, es importante que nos aclaren ¿Quién va subvencionar esos 11 mil millones de pesos? particularmente en un gobierno que tiene como principio la austeridad republicana, por lo cual, en la Comisión Permanente presentaremos un punto de acuerdo para exigir que esta medida beneficie a millones de familias en estados y municipios de todo el territorio nacional que presentan temperaturas similares a Tabasco.