Published On: Sáb, May 4th, 2019

INAI celebra que IBERO tenga posgrado en Transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción

 La maestra Blanca Lilia Ibarra Cadena, comisionada del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos personales (INAI), celebró el esfuerzo que está haciendo la Universidad Iberoamericana Ciudad de México por impulsar la Especialidad en Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción.

Esta Universidad, que se ha distinguido por imprimir un sello importante en tareas que están en el debate público, que forman parte de la agenda del desarrollo nacional y sobre todo de la agenda de la democracia que se aspira a consolidar en México, sin duda se ha convertido en una aliada importante para el INAI, dijo Ibarra, quien por invitación del Departamento de Derecho de la IBERO impartió en ésta, la charla, ‘Transparencia y combate a la corrupción en México’, como parte de las actividades relacionadas con el posgrado mencionado.

Mencionó que la corrupción es un problema de captura de las instituciones, de los recursos y de las decisiones del Estado, para uso e intereses particulares; que se manifiesta en la acumulación de malas prácticas administrativas; y donde la discrecionalidad aparece como una condición necesaria para que se den actos de corrupción. Asimismo, la corrupción ha colocado a México en un lugar de desventaja a nivel internacional, pues según estudios recientes, el país se ubica cada vez más cerca del nivel de mayor percepción de corrupción en el mundo.

Y para los mexicanos, después del tema de la seguridad, la corrupción es el problema que más les preocupa. Por ejemplo, la Encuesta Nacional de Calidad del 2017 del INEGI encontró que, de cada 100 mil habitantes del país, 14 mil 635 han experimentado un acto de corrupción (prácticamente, el 15% de la población); 59.5% de ellos en su dinámica con las autoridades de seguridad pública.

Por eso, para Ibarra es muy relevante que se puedan advertir acciones específicas para combatir la corrupción. Por un lado, se habla de alentar valores de integridad y ética en el servicio público, “mecanismos que se deben instrumentar para transparentar la gestión pública”; impulsar la rendición de cuentas; simplificar y automatizar los procesos administrativos; y fortalecer los mecanismos de control ciudadano, “es decir, pesos y contrapesos que puedan detener el exceso y la discrecionalidad de los actos públicos discrecionales”.

Es importante fortalecer los medios de denuncia, investigación y sanción; pero no sólo se trata de castigar, sino también de encontrar el origen y las causas de la corrupción, y emprender actos de prevención, donde adquiere importancia la vinculación interinstitucional para el combate a la corrupción. En este sentido, la IBERO, con su Especialidad en Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, muestra su interés por formar una generación de estudiantes y funcionarios públicos preparados para atender estos temas.

Y es que en las universidades se fortalece el conocimiento de quienes serán, o son ya, los profesionistas que tienen a su cargo distintas responsabilidades, tanto en el ámbito público como en el privado. “Y aquellos que tenemos esta oportunidad, este privilegio de trabajar en el servicio público, es de verdad importante que adoptemos la transparencia como un valor, como una cualidad de la nueva gestión pública, que haga la diferencia y que rescate esa credibilidad, esa confianza y esa legitimidad de las acciones y decisiones que tomemos”.

La Comisionada también dijo que hay distintas instituciones educativas, públicas y privadas, como la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, que están trabajando en acciones y en detonar mecanismos para proponer acciones específicas que acompañen las tareas del gobierno.

Sólo conjuntando e incorporando los esfuerzos de las instituciones, de la sociedad civil y de los servidores públicos, va a ser posible transparentar la función pública, impulsar la rendición de cuentas y acercar al ciudadano a las decisiones públicas.

 “En la medida en que podamos ser un contrapeso para que se eviten los abusos en el sector público podemos impulsar un México más democrático. Y qué mejor que sea a partir del aula universitaria, y de la Universidad Iberoamericana, que se puedan generar mayores conocimientos, mayores convicciones, mayores valores, que nos indiquen que el camino y la ruta a seguir está en tener la firme convicción de la causa que es México. Y esa causa tiene que ir de la mano de la transparencia de la gestión pública”.