Published On: Mar, May 31st, 2011

Escándalo fortalece a Miriam Arabián, dice politólogo

Manuel Díaz Cid.

Manuel Díaz Cid.

Para el politólogo de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Manuel Díaz Cid, el fallo final de la controversia por la denuncia en contra de la secretaria de Desarrollo Social por el proceso electoral de 2009, lejos de afectarla, fortaleció a la funcionaria y la  convierte en una figura importante para competir por la senaduría en 2012.

Además, fuera del aspecto político, lo que levanta suspicacias y dudas, radica en la actitud del juez que decidió desempolvar un juicio electoral con dos años de antigüedad.

Indicó que la final, se investigó y se determinó que no hubo causas qué perseguir, debido a que las pruebas que se presentaron para comprobar la presunta coacción del voto por parte de Arabián Couttolenc, en la elección de 2009, fueron endebles y no justificaron la denuncia.

Por ello, fuera de perder credibilidad y generar dudas en torno a su imagen, el regreso de Miriam Arabián a la secretaría, luego de pedir licencia para aclarar el proceso, es con mayor fuerza y posicionamiento, tanto a nivel externo, como al interior del Partido Acción Nacional.

“En un proceso político en el que Miriam está a la expectativa de un juego político por la senaduría en las próximas elecciones federales, el que se le haya atacado, haya resuelto el problema y haya sido restituida en el cargo, le da solidez y un respaldo de quienes eran sus adversarios, lo que en general es un elemento de fortalecimiento y queda bien parada”.

Lo que, opinó, no quedó “bien parado” fue el tema del Derecho, ya que los jueces retomaron de manera suspicaz un caso sin elementos necesarios para sustentarlo.

“Me sigue haciendo mucho ruido el porqué un juez entra en ese juego político, ese es el punto en el que hay que averiguar con más detalle, ya que el sistema legal se fue por el chisme y la especulación; porqué un juez con pruebas tan endebles se lanza a un asunto de este tipo”.

Además, descartó la suposición sobre que el ataque venía del gobernador; sentenció que esa hipótesis, si bien no era imposible, sí era poco probable ya que no le convenía al Ejecutivo local un escándalo de ese tipo.

ARTURO CRAVIOTO

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.