Published On: sáb, Jul 13th, 2019

Donald Trump trata de infundir miedo y un clima de xenofobia con las redadas masivas

El presidente de Estados Unidos trata de infundir miedo, trata de infundir un clima de persecución y un clima de xenofobia en los Estados Unidos al dar paso a las redadas masivas del próximo domingo, comentó el Dr. Derzu Daniel Ramírez Ortiz, profesor investigador de la Escuela de Relaciones Internacionales de la UPAEP.

Las redadas de migrantes que pretende intensificar el gobierno de los Estados Unidos a partir del próximo domingo 14 de julio no son nuevas, sino que se trata de dar continuidad a todo un proceso que ya han realizaron algunas personas en la Unión Americana y no han legalizado su situación, refirió el académico.

Dijo que “este tipo de redadas no están encaminadas en el sentido de que de manera indiscriminada la autoridad estadounidense vaya a perseguir a gente indocumentada, sino más bien, son personas que ya siguieron un proceso jurídico en los Estados Unidos, ya sea en búsqueda del estatus de asilo o de ciudadanía y una corte ya falló en su contra y en ese sentido, el proceso legal en Estados Unidos dicta que la autoridad migratoria debe de ir por esas personas y deportarlas a su país de origen, porque ya siguieron un proceso jurídico y no aprobaron dicho estatus”.

Expresó que de acuerdo a información de las autoridades de Estados Unidos, existen alrededor de un millón de personas que se encuentran en esta situación de ilegalidad, pero con el anuncio de que a partir del próximo domingo se detendrán a cerca de 2 mil personas en diferentes ciudades de la Unión Americana.

Señaló que esta situación si va a impactar a nuestro país en el sentido de que México es uno de los países que más aporta al bloque de migrantes indocumentados que hay en los Estados Unidos, en donde se calcula que existen entre 12 y 13 millones de personas indocumentadas y se estima que el 50 por ciento de ellos es de origen mexicano.

Además dijo que no hay que olvidar que Puebla es el quinto estado del país expulsor de migrantes hacia los Estados Unidos y en esas redadas, es posible que varios de los detenidos sean de origen poblano.

Con respecto a las afectaciones que pueden sufrir los migrantes que sean detenidos durante las redadas, “yo pienso que será más una afectación en la vida de las personas y de las propias familias, porque muchas de ellas ya tienen una vida hecha en ese país, en donde algunos de los miembros ya tienen la nacionalidad norteamericana, lo que dará paso a situaciones de mucha crueldad al momento de tener que separarlas y ser deportadas”.

Subrayó que esta situación de las redadas sean “acciones” inauguradas por Donald Trump, ya que en anteriores administraciones de los Estados Unidos se han realizado de manera normal. “La gran diferencia que hace Trump es el uso mediático y político que está aplicando en estos momentos con la situación migratoria de las personas”.

Indicó que el presidente de Estados Unidos trata de infundir miedo, trata de infundir un clima de persecución y un clima de xenofobia en los Estados Unidos y esto, es la gran diferencia con las administraciones anteriores en la Unión Americana. “Trump la utiliza como una medida política, como una medida electoral y mediática, como parte del proceso de reelección que busca para el próximo año y el asunto migratorio es muy importante para muchos votantes del partido Republicano”.

Por lo tanto, dijo que el gobierno de México debe manejar una política migratoria con rosto humano, más que militarizada, enfocándose en resolver el problema de fondo más que por la fuerza, ya que hay alrededor de 14 mil elementos de la guardia nacional haciendo la tarea de contención de migrantes tanto en la frontera sur del país como en la frontera norte con Estados Unidos.

Finalmente, dijo que el gobierno mexicano no debe continuar equivocándose de estrategia, y al momento de sentarse a negociar con el presidente Trump, debe presionar para que no se haga esta vinculación de temas, la migración se debe negociar por un lado y la cuestión comercial se debe negociar por otro lado. “Porque con estas redadas el presidente de México ya no tiene la calidad moral para hacerlo porque dentro de nuestro país, también se está persiguiendo a los indocumentados. Ya no pueden enviar un mensaje de que se trate bien a los migrantes que intentan llegar a los Estados Unidos, pues en México, se está utilizando la fuerza para detenerlos”.