Published On: Vie, Jul 26th, 2013

Disertan sobre literatura de la India en antropología

DISERTAN SOBRE4

El movimiento bhakti (devocional), surgido en India en el siglo VI, transformó profundamente la relación de los individuos con la divinidad, que se reflejó en el florecimiento de la producción artística, principalmente en la filosofía y la poesía, aseguró Elsa Cross, poeta y especialista en cultura hindú, quien participará este sábado 27 de julio en el ciclo de conferencias de la exposición Visiones de la India. Pinturas del sur de Asia, del San Diego Museum of Art, organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Con el título Artes de la India: su vínculo con la filosofía y la religión, se llevará a cabo la charla, en la que también tomará parte el doctor Adrián Muñoz, del Centro de Estudios de Asia y África de El Colegio de México (Colmex), a partir de las 10:30 horas en el Auditorio «Jaime Torres Bodet», del Museo Nacional de Antropología (MNA).
Cross, quien ha viajado por la India en más de ocho ocasiones y ha vivido dos años en el subcontinente, abordará el tema Poesía mística de la India, a partir del movimiento bhakti que propició el surgimiento de un grupo de poetas-santos que, mientras componían cantos y alabanzas a la divinidad, también promovieron importantes cambios en la sociedad hindú, como la igualdad de castas y de las mujeres, que tradicionalmente habían sido excluidas.
Dijo que algunas de estas transformaciones tuvieron que ver con formas de culto popular, alejadas de la religión instituida, proponiendo una relación místico-emocional individual con la divinidad. Los poetas-santos, que iban de un santuario a otro cantando himnos a los dioses, utilizaron las lenguas vernáculas, como el tamil, y no el sánscrito (idioma oficial de la Corte y el clero).
La maestra Cross, quien reconoce una gran influencia de la meditación y la cultura hindú en su propia creación poética, señaló que el fervor y las ideas de los poetas, conocidos también como alvares y nayanares, donde también militaron algunas mujeres, se extendió desde el sur de la India hacia casi todo el territorio del subcontinente, entre los siglos VII y X.
Por su parte, el doctor Adrián Muñoz, quien abordará La literatura del periodo mogol, puntualizó que muchas de las ideas que influyeron en la religión y las artes de la India llegaron de Oriente Medio, con la instauración del poder islámico mediante las cinco dinastías del Sultanato de Delhi (siglos XIII al XVI).
Dijo que tales linajes (Mamluk o de los esclavos, Khilji, Tughluq, Saayida y Lodi) entablaron sus dominios en el subcontinente indio, basándose en los preceptos de El Corán, y teniendo como vehículo la lengua persa, pero fundieron su cultura con las múltiples prácticas y creencias de la religión indígena.
El especialista del Colmex señaló que el imperio mogol, cuyos gobernantes fueron Babur (1526-1530), Humayun (1530-1556), Akbar (1556-1606), Jahangir (1606-1627), Shah Jahan (1627-1658) y Aurangzeb (1658-1707), produjo una interacción cultural muy rica que se manifestó en la producción filosófica y cultural, un ejemplo de ello es la construcción del Taj Mahal.
Agregó que el imperio mogol (siglos XVI a principios del XVIII) abarcó un periodo muy interesante que marca el inicio de la era moderna en la India, además de la creación de una inigualable producción literaria de marcado corte popular, pues se compuso en hindustaní o hindavi (antecesora del hindi y el urdu) y en otras lenguas vernáculas.
Poetas y santos medievales
La poesía devocional tiene varias decenas de notables representantes, señaló Elsa Cross, quien desde hace varias décadas prepara una antología de quince poetas medievales de la India.
El doctor Muñoz destacó la presencia del poeta Kabir (1440-1518), uno de los más conocidos en Occidente, quien abogaba por la convivencia pacífica entre hindúes y musulmanes, y no escogió para su obra el sánscrito o el persa sino un lenguaje popular.
Autor de miles de poemas, Kabir, quien surgió de las castas bajas y se dice que era un tejedor que escribió: «Ni hindú ni musulmán/ no soy ni una cosa ni otra./ Soy un muñeco hecho con cinco elementos/ que juega a un juego desconocido» (tomado de la antología del poeta hindú publicada por Ediciones Miraguano).
También, Adrián Muñoz se refirió a un «poeta muy poco estudiado»: Amir Khusrau (1253-1325), indio-musulmán que comenzó a componer en persa y después en hindustaní; además gozó del patronazgo durante las tres primeras dinastías del Sultanato de Dehli, y escribió un diccionario sánscrito-persa.
Dijo que la poesía devocional busca «un lugar común donde se pueda acceder a Dios de manera espontánea, sin depender de la intermediación de sacerdotes o de textos sagrados. A Dios lo concebían como un ser indefinido, indescriptible y que no se podía representar, porque no tiene forma».
Del inicio del periodo mogol, también destacó al poeta Tulsidas (siglo XVI), autor de un poema narrativo (Ram charit manas), que es una versión en lengua vernácula de la epopeya del Ramayana. Lo curioso es que Tulsidas era de casta alta (brahmín) y además ortodoxo, pero decidió escribir para el pueblo.
Finalmente, el doctor Muñoz agregó a otros poetas importantes fueron Nanak (1469-1539); Malik Muhammad Jayasi (siglo XVI); Bulleh Shah (XVIII) y Waris Shah (XVIII). Además de la poeta Mirabai (1498-1546), quien fue una princesa rajput que al quedar viuda dedicó su vida y obra a Krishna, en vez de optar por el obligado suicidio arguyendo que esta deidad era su esposo.
La conferencia Artes de la India: su vínculo con la filosofía y la religión, con la participación de Elsa Cross, Adrián Muñoz, Benjamín Preciado (Las cortes de la India), y la bailarina Sak Nicté (Odissi), se efectuará el sábado 27 de julio, a las 10:30 horas, en el Auditorio «Jaime Torres Bodet» del MNA (Paseo de la Reforma y Gandhi s/n, Chapultepec Polanco, delegación Miguel Hidalgo). Entrada libre.
El domingo 28, el Centro Cultural de la India organizará una muestra de danza, música, yoga y cocina hindú, en el Auditorio «Fray Bernardino de Sahagún» del MNA, de 10:30 a 13:00 horas.