Published On: Vie, May 27th, 2011

BUAP y Fonoteca Nacional traen a Puebla el Macrófono

El macròfono visitó Puebla.

El macròfono visitó Puebla.

El aviso de mediodía del reloj de Catedral, los susurros de curiosos, los cantos de diferentes especies de aves, la caída de agua de la fuente de San Miguel y el eco de los automóviles que bordeaban el zócalo de la capital poblana, fueron algunos de los sonidos que dieron la bienvenida al Macrófono, un micrófono inflable de siete metros de longitud, que por primera vez visitó Puebla.

En su recorrido por las cuatro esquinas de este sitio, el Macrófono causó la expectación de niños, jóvenes y adultos, quienes de repente empezaron a escuchar con atención los sonidos que les rodeaban y recordaron aquellos que ya no son perceptibles, por el ruido que hay en este sitio urbano o porque quienes los emitían ya no están.

Mientras trataban de identificar los sonidos del ambiente, a su memoria venia el recuerdo de aquellos que hacían las carretas jaladas por caballos, los organilleros de los que muy pocos quedan, carritos de camotes que aparecen por las noches o el silbato de los globeros, que afortunadamente se mantienen en el Centro Histórico, buscando llamar la atención de los niños y los no tan niños.

Y con los recuerdos, llegaron también a su mente las imágenes de la Puebla de ayer, que ahora sólo son fotografías de álbum.

Bajo la temática “Los sonidos en peligro de extinción”, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Fonoteca Nacional, trajeron a la ciudad al colosal micrófono, como parte de la Semana del Sonido, celebración que inició en Francia en 2004, y que se realiza por segundo año en México, siendo Puebla, la primera provincia del país donde se celebra esta actividad.

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.