Published On: vie, Sep 27th, 2019

Ataque destapa presencia rusa

Al menos ocho miembros del grupo ruso de mercenarios murieron este jueves en un bombardeo lanzado por las milicias afines al gobierno sostenido por la ONU en Libia (GNA) sobre una posición del mariscal Jalifa Hafter (hombre fuerte de Libia) en el cerco de Tripoli, informó el portavoz del ejército afín al citado Ejecutivo, Mohamed Knunu, durante una rueda de prensa.

“Son mercenarios de la empresa de seguridad Wagner que preparaban atentar en plena capital”, dijo el oficial.

Knunu agregó que sus fuerzas destruyeron además un depósito de armas en Qasr Ben Ghashir cerca del aeropuerto internacional de Trípoli.

La región meridional de Trípoli es escenario de combates regulares desde que el pasado 4 de abril Hafter, que domina el 60 por ciento del territorio nacional, lanzó una ofensiva para capturar Trípoli mientras el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, visitaba la ciudad, en un claro mensaje a la comunidad internacional.

Desde entonces, el conflicto libio se ha ido internacionalizando, con Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Egipto y Rusia apoyando al mariscal, y Catar, Italia y Turquía en apoyo del GNA.

Francia y Estados Unidos se encuentran en una posición indefinida, con apoyo tanto a Hafter como al gobierno sostenido por la ONU, que también cuenta con el respaldo militar de la poderosa ciudad-estado de Misrata, situada a unos 200 kilómetros al este de Trípoli y apoyada por Ankara.

En las últimas semanas, diversos medios y especialistas han informado de que los dos contendientes reciben armas pese al embargo de la ONU.