Published On: Vie, May 13th, 2022

Un proyecto financiado por el FIDA ayudará a preservar la selva amazónica en el estado más pobre de Brasil

Roma.– El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de las Naciones Unidas y el Gobierno del Estado de Maranhão firmaron hoy un acuerdo de financiamiento para la implementación del Proyecto Amazónico de Gestión Sostenible (PAGES). Implementado en el estado de Brasil con las tasas más altas de pobreza e inseguridad alimentaria, el proyecto abordará la preocupante degradación ambiental de la selva amazónica.

El costo total del proyecto es de USD 37 millones, a los que el FIDA aportará una donación de USD 17 millones proporcionada por el Gobierno de Alemania a través del Programa Ampliado de Adaptación para la Agricultura en Pequeña Escala (ASAP+). El Gobierno de Maranhão contribuirá con USD 16 millones y los beneficiarios harán diversas aportaciones en especie por valor de USD 4 millones.

PAGES pretende alcanzar a las poblaciones más pobres y vulnerables de la Amazonía brasileña. Beneficiará a aproximadamente 80.000 habitantes de las zonas rurales de Maranhão. El 50 % de los beneficiarios serán mujeres y el 25 % jóvenes. Casi el 15% pertenecerá a comunidades indígenas y otras comunidades tradicionales (quilombolas y recolectores de coco babasú).

“En Maranhão y en otras partes de Brasil la pobreza, la inseguridad alimentaria y la degradación ambiental están profundamente relacionadas. PAGES busca brindar a los pequeños agricultores y comunidades tradicionales herramientas que les permitan mejorar su situación socioeconómica sin tener que recurrir a agotar los recursos naturales. El desarrollo y el bienestar a largo plazo solo son posibles mediante el aprovechamiento sostenible de la naturaleza”, dijo Claus Reiner, Director de País del FIDA para Brasil.

Los agricultores familiares, los pueblos indígenas y otras comunidades tradicionales de la selva amazónica de Maranhão se encuentran entre las poblaciones más pobres de Brasil. El estado tiene las tasas de pobreza y de pobreza extrema más altas de Brasil (53% y 20% de la población, respectivamente). Además, es el estado con el índice más alto de inseguridad alimentaria (aproximadamente 60% de los hogares).

PAGES será la primera intervención de desarrollo rural financiada por el FIDA en Brasil más allá de la región semiárida nororiental (el sertão), pero se beneficiará de la amplia experiencia del Fondo en esta región en prácticas agroforestales e inversión en infraestructuras de pequeña escala para facilitar el acceso a agua de las poblaciones rurales.

El área del proyecto comprende tres regiones del estado de Maranhão: Amazonas, Gurupí y Pindaré, y abarca las tierras indígenas de Arariboia. Una superficie de 58.755 km² que abarca 37 municipios y aproximadamente el 72% de la selva amazónica del estado. Esta es una región bajo constantes amenazas de deforestación y degradación a causa de la tala ilegal y el desmonte para proyectos de agricultura a gran escala. A través de la intervención, el proyecto reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero en aproximadamente 6 millones de toneladas equivalentes de CO2.

El proyecto aplicará una estrategia integral que abarca cuatro elementos. En primer lugar, promoverá el manejo sostenible de los bosques. Este elemento incluye el uso de buenas prácticas agroforestales, como el cultivo intercalado de árboles forestales y yuca, maíz, frijol y café; y la mejora de las capacidades de las comunidades indígenas para la protección de sus territorios frente a las invasiones, la deforestación y los incendios.

En segundo lugar, PAGES fomentará la producción y comercialización de productos forestales no madereros como el açaí, el babasú y la miel a través de inversiones y asistencia técnica a las organizaciones de productores.

En tercer lugar, el proyecto invertirá en infraestructura básicas de abastecimiento de agua como cisternas y sistemas de reutilización del agua y de tanques sépticos ecológicos. Esto satisfará las necesidades de agua de las familias para consumo propio y animal, producción agrícola y energía.

Finalmente, PAGES mejorará las capacidades de las familias y de las autoridades estatales para garantizar el acceso de las poblaciones rurales a los programas públicos de protección social y de mejora productiva, además de la gobernanza socioeconómica y ambiental de la selva amazónica de Maranhão.

La Secretaría de Estado de Agricultura Familiar (SAF) será la entidad ejecutora del proyecto, trabajando en asociación estratégica con el Instituto de Colonización y Tierras de Maranhão (ITERMA) y la Agencia Estatal de Investigación Agropecuaria y Extensión Rural (AGERP).