Published On: lun, Ene 14th, 2019

Trump hablará ante agricultores en medio de cierre gubernamental

Washington.-El presidente Donald Trump pronunciará un discurso en la centésima convención anual de la Federación Estadounidense de Oficinas Agrícolas, mientras continúa el cierre parcial del Gobierno que tiene a productores del sector entre los afectados.

El jefe de la Casa Blanca viajará a Nueva Orleans, Luisiana, para participar en el evento que se celebra del 11 al 16 de enero, y al cual asisten unos nueve mil productores y líderes agrícolas.

Trump, quien el año pasado también asistió a la cita, estará en el estado sureño cuando se cumplen 24 días del cierre parcial del Gobierno más largo de la historia del país, a raíz del cual se retrasaron los subsidios, préstamos y datos de siembra de primavera que reciben los agricultores.

A pesar de que no está tratando directamente de lastimar a nuestros granjeros, este cierre los va a perjudicar, manifestó ayer el presidente de la federación, Zippy Duvall, en declaraciones a reporteros.

El titular se refirió a las oficinas cerradas del Departamento de Agricultura, las demoras en los préstamos para operaciones agrícolas y otros problemas creados por la paralización, y sostuvo que este panorama no puede continuar así por mucho tiempo.

Anteriormente, al dirigirse a los participantes en la convención anual, señaló que las granjas en todo Estados Unidos han experimentado una tormenta perfecta en el último año, aunque resaltó los esfuerzos de cabildeo de la federación.

Duvall elogió la reforma fiscal promovida por Trump, la reciente aprobación de la ley agrícola y la finalización de las negociaciones comerciales para sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con México y Canadá, citó el portal digital Agri-Pulse.

Pero apuntó que las disputas persistentes con China y una serie de otros contratiempos continuos para el sector agrícola siguen presentes.

Ronnie Anderson, presidente de la Oficina Agrícola de Luisiana, declaró recientemente a la red del diario USA Today que el cierre gubernamental no podía llegar en un peor momento, pues sigue a un año en el cual hubo ‘malos precios, mal tiempo y una guerra comercial’.

La paralización de un cuarto de los departamentos y agencias federales se desencadenó el 22 de diciembre pasado luego de que el Congreso no pudo aprobar varias leyes de gastos debido a las diferencias sobre el muro fronterizo que desea construir Trump.

El mandatario demanda cinco mil millones de dólares para esa barrera y se niega a firmar cualquier normativa que no contenga ese dinero, mientras que los legisladores demócratas rechazan la pared y se oponen a avalar los fondos para la obra, lo cual ha dado lugar a un estancamiento sin solución visible.