Published On: Lun, Feb 19th, 2018

Trump contraataca nuevamente la supuesta intromisión rusa

Washington.-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió nuevos mensajes por la red social Twitter de contraataque al informe presentado por la supuesta intromisión de Rusia en la campaña electoral de 2016.

En los tuits el mandatario manifestó que ni su equipo ni él tuvieron relación con funcionarios ni empresas rusas durante el proceso electoral.

Las declaraciones responden a las denuncias realizadas por el fiscal especial Robert Mueller, a 13 ciudadanos rusos y tres compañías del mismo país de interferir en los comicios presidenciales de 2016 y destapó lo que se considera toda una ‘empresa de las noticias falsas’ en busca de ‘enturbiar el clima político’.

Trump citó las palabras del fiscal adjunto Rod Rosenstein, segundo al mando del Departamento de Justicia, durante una rueda de prensa, en la cual expresó que no había en los cargos presentados elementos probatorios del consentimiento de algún ciudadano estadounidense sobre la actividad ilegal, ni de que los rusos hubiesen alterado el resultado de los comicios.

Además, retuiteó los mensajes del vicepresidente de Facebook, Rob Goldman, quien también fue duro contra la prensa cuando escribió que la mayoría del gasto de anuncios rusos ocurrió después de las elecciones.

El informe de Mueller describe un operativo, denominado ‘Proyecto Lakhta’, que supuestamente empleó a centenares de personas para activar una ‘guerra de información’ y así ‘desacreditar’ al sistema política estadounidense.

Las redes sociales Twitter y sobre todo Facebook estuvieron en el ojo del huracán porque esta campaña, según Mueller, se nutrió especialmente de ambas plataformas para difundir mentiras e informaciones tóxicas.

El documento expone que ‘con nombres robados, cuentas de banco fraudulentas y documentos de identidad falsos, los rusos se hacían pasar por estadounidenses, que abogaban o censuraban a determinados candidatos, abrían páginas web y creaban comunidades con ciudadanos ajenos a lo que ocurría’.

El jefe del Comité de Relaciones Internacionales del Consejo de la Federación Rusa, el senador Konstantin Kosachov, ante las acusaciones manifestó que el documento devalúa la opinión del pueblo estadounidense y de alguna de sus instituciones democráticas.

Las autoridades de investigación estadounidenses pudieron pensar en una mejor promoción para Rusia que esta, en la que aparecemos como el país dominante en el orbe, pues pese a grandes gastos y potencial militares, valores y alianzas, supuestamente con solo 13 personas pudo Rusia alcanzar sus infundados objetivos contra Estados Unidos, enfatizó Kosachov en un comunicado.

Rusia en todo momento rechaza las acusaciones de una supuesta injerencia en los asuntos políticos estadounidenses y señala que ello más bien es producto del diferendo interno, después que Clinton quedó superada por Donald Trump en las presidenciales de noviembre de 2016.