Published On: Jue, Sep 21st, 2017

Trabajan juventudes de la mano del IMJUVE para ayudar a los damnificados por el sismo

La tarde del pasado 19 de septiembre, hubo un fuerte terremoto que causó severos daños en entidades del centro y sur del país, desastre natural que se da a menos de dos semanas de otro gran sismo que afectó a los estados de Chiapas y Oaxaca, y que ha dejado cientos de personas lesionadas, fallecidas y otras grandes pérdidas.

Al informarse de ello, el director general del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), José Manuel Romero Coello, señaló que se convocó a las y los directores de todas las áreas de esta dependencia para comenzar a poner en marcha acciones de atención a los sectores afectados en Ciudad de México (CDMX) y Morelos.

Por lo anterior y atendiendo las instrucción giradas por el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, y del titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda Nava, de poner en marcha el “Plan MX”, mediante el cual se coordinan los esfuerzos federales de auxilio a la población en una emergencia.

Con  una estrategia clara para apoyar a quienes se quedaron sin hogar, el equipo Imjuve, instaló cuatro campamentos, dos en Morelos; uno de ellos en Jojutla, otro más en el Estadio “Agustín Coruco Díaz” en Zacatepec y dos más en la Ciudad de México en la Delegación Coyoacán. Lugar, en donde se instalaron varias casas de campaña para las y los damnificados y voluntarios, con la ayuda de brigadas de jóvenes quienes ayudan a las personas afectadas por el sismo.

Asimismo, se hizo entrega de alimentos enlatados no perecederos, croquetas, agua embotellada, ropa, leche en polvo, pañales desechables, cobertores, vendas, lonas, cuerdas, sombrillas, impermeables, lámparas, entre muchas otras cosas que fueron recolectadas y donadas por la ciudadanía en el Centro de Acopio del Imjuve.

Al día siguiente, miércoles 20 de septiembre, jóvenes becarios, servicios sociales, voluntarios y de prácticas profesionales, de la mano de las y los funcionarios de esta dependencia, encabezados por su director general, ayudaron con el levantamiento de los escombros en las zonas más afectadas de la colonia Roma y Taxqueña.

Horas más tarde, una vez que aumentó la cantidad de jóvenes voluntarios y que protección civil indicó llevar esa ayuda y auxiliar a las y los damnificados de otras demarcaciones, las y los representantes del Imjuve se reunieron de nuevo para en esta ocasión, enviar despensas y casas de campaña al estado de Morelos.

Por otra parte, hizo un atento llamado a las y los más de 400 jóvenes locutores, conductores, productores y guionistas  integrantes de los cerca de 90 programas de la “Red Nacional Poder Joven Radio y Televisión”, a informar con responsabilidad, así como a convocar a sus homólogos a solidarizarse con las y los afectados.

Cabe destacar que desde el pasado ocho de septiembre, el titular del Imjuve y sus funcionarios llevaron casas de campaña a Juchitán, Oaxaca; y desde el 10 hasta el 15 del mismo mes, se mantuvieron en el estado de Chiapas para trabajar en la zona centro y escuchar las demandas de las personas afectadas de 11 municipios.

En ambos estados, personal del Imjuve permaneció para ayudar tanto a la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), María del Rosario Robles Berlanga, como al titular de la Sedesol, Luis Enrique Miranda Nava, con la distribución de los víveres y el levantamiento del censo de todos los daños.

Por el momento, el Imjuve, ubicado en la calle Serapio Rendón, número 76, colonia San Rafael, delegación Cuauhtémoc, en la Ciudad de México (CDMX), aún tiene su Centro de Acopio habilitado las 24 horas del día, por lo que se convoca a todas las personas que quieran ayudar y que estén cerca, a llevar ahí sus donaciones.

“Hoy más que nunca se necesita de la ayuda de las y los 38.6 millones de jóvenes que hay en México, que con su energía se sumen a donar mediante productos para solventar el primer objetivo del Plan MX, luego con trabajo físico para ayudar a hacer el censo y finalmente, a reconstruir la vida de los afectados”, concluyó Romero Coello.