Published On: Sáb, Jul 4th, 2020

Registra Renapo 18,421 decesos más que Salud por COVID-19

Cifras oficiales del Registro Nacional de Población (Renapo) muestran que la Secretaría de Salud incurre en un subregistro casi del 50 por ciento de las muertes originadas por la emergencia sanitaria de coronavirus.

En el conteo del 19 de marzo al 19 de junio pasado, la vocería del Sistema Nacional de Salud, a cargo del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reportó un total de 20 mil 394 “defunciones positivas” a nivel nacional, mientras que el Renapo –órgano de la Secretaría de Gobernación– anotó 38 mil 815 “defunciones COVID registradas”, es decir, una diferencia del 46.7 por ciento.

De las dos entidades con mayor carga, tanto en contagios como en muertes en el país, a la Ciudad de México el informe técnico de la Secretaría de Salud le registraba hasta el 19 de junio 5 mil 314 decesos, pero el órgano de la Segob le colocaba ya en el conteo 13 mil 096 casos –una diferencia del 146%–; mil 028 eran por “COVID confirmado”, 8 mil 645 por “COVID posible” y 3 mil 423 por “COVID sin especificar si es confirmado”.

Al Estado de México –en el segundo sitio–, la Secretaría de Salud le reportaba 2 mil 457 muertos y el Registro Nacional de Población 9 mil 866 defunciones, lo que representa una diferencia del 301.5%; 521 fueron por “COVID confirmado”, 7 mil 868 por “COVID posible” y mil 477 por “COVID sin especificar si es confirmado”.

Otros de los estados con los más altos índices de letalidad son Baja California, con mil 683 muertes reportadas por Hugo López-Gatell, pero con 2 mil 862 decesos en el tablero del Renapo; Puebla, con 916 defunciones en el conteo de la Secretaría de Salud, y con mil 243 en el Registro Nacional de Población.

Otra cifra que llama la atención en el Renapo es que, al 19 de junio se reportaba un total de 43 mil 790 muertos por COVID-19 y otras “neumonías” –las 38 mil 815 “defunciones COVID registradas, más otras 4 mil 578 “defunciones por neumonía atípica”, y 397 “defunciones por neumonía viral”, frente a las mismas 20 mil 394 “defunciones positivas” reportadas por la Secretaría de Salud.

Es decir, en el reporte del Renapo 4 mil 975 muertos –el 12.8 por ciento del total que registraba hasta esa fecha– eran clasificadas como defunciones por otros tipos de “neumonías”.

El conteo del Registro Nacional de Población reporta también las diferencias con los informes técnicos de Hugo López-Gatell y José Luis Alomía, el director de Epidemiología de la Secretaría de Salud, de tres fechas anteriores.

Del 19 de marzo al 18 de mayo, el conteo de la Secretaría de Salud era de 5 mil 177 “defunciones positivas”, mientras que el Renapo ya llevaba 14 mil 209, una diferencia del 174 por ciento; del 19 de marzo al 31 de mayo, Salud contabilizaba 9 mil 930 muertes y el Registro de Población un total de 24 mil 308, un 144 por ciento más.

También, del 19 de marzo al 12 de junio, en los informes técnicos vespertinos de Palacio Nacional se reportaron 16 mil 448, pero el organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación ya anotaba 33 mil 538, una diferencia marcada del 103 por ciento.

La contabilidad que presenta el Renapo también muestra las diferencias con los casos reportados por la Secretaría de Salud y los datos de los gobiernos de los estados. Frente a los 20 mil 394 reportados por la Secretaría de Salud, los estados reportan 20 mil 650; y hay casos específicos, como Guanajuato, que reportaba 375 decesos hasta el 19 de junio, mientras que Salud le adjudicaba sólo 232. Chiapas tenía 239 y Salud le anotató 357.

Sonora registraba 550 muertos, pero Salud sólo tenía reportados 356; Puebla registraba 802 defunciones y la Secretaría de Salud le reportaba ya 916 muertos. Baja California llevaba un conteo propio de mil 618, y Salud ya le registraba mil 683.

Perfilan cambios en semáforo cada dos semanas

La estrategia para el regreso a las actividades económicas y sociales podría cambiar. Ayer, durante la reunión entre la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) y la Secretaría de Gobernación (Segob) acordaron que será analizado un ajuste para que el semáforo epidemiológico sea para cada entidad y tenga una vigencia de dos semanas.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que de esta manera se tendrá continuidad y seguridad en el flujo de información con las entidades.

El subsecretario López-Gatell, les habría presentado los criterios del semáforo para la semana próxima y se acordó seguir trabajando de manera conjunta.