Published On: Mié, Sep 10th, 2014

OMS pide redoblar esfuerzos para frenar epidemia de Ébola

ebola-casos

Ginebra.-La Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió multiplicar los esfuerzos de las agencias humanitarias para afrontar el actual brote de ébola en Liberia y los demás países de África Occidental que hoy registran casos de esa enfermedad letal.
En Liberia el mal se propaga rápidamente y en las próximas tres semanas podrían darse miles de nuevos enfermos, advirtió recientemente un comunicado del organismo internacional de Salud.
Las cifras publicadas el martes mostraron que más de 500 nuevos casos se registraron en una semana.
La OMS considera que las actuaciones y métodos convencionales para el control del virus de Ébola no tienen el impacto adecuado en esa nación de África Occidental, la cual presenta el mayor número de casos y muertes a causa de la epidemia.
El país carece de centros de tratamiento para el ébola, mientras el virus se mueve más rápido que la capacidad de las instalaciones para la gestión de los casos, según la OMS.
En el noroeste del Condado de Montserrado -donde viven más de un millón de personas- se necesitan actualmente mil camas para atender a pacientes de Ébola, pero sólo hay 240 disponibles.
Una vez que los pacientes son rechazados en los centros de tratamiento, no tienen más remedio que regresar a sus hogares, donde inevitablemente infectan a otras personas.
La infección también ha causado la muerte de 79 trabajadores de la salud en el país, que tenía un promedio de un solo médico para cerca de 100 mil personas cuando el brote comenzó.
Más de cuatro mil 200 personas han sido diagnosticadas con ébola desde el pasado mes de diciembre en África Occidental, según la OMS. Al menos dos mil 100 pacientes han muerto por el virus en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal.
El actual brote de Ébola, el mayor desde que el virus fue descubierto en 1976, ilustra las serias debilidades en la capacidad de la comunidad internacional para responder a las enfermedades emergentes, a pesar de años de debate.
Asimismo, las naciones más afectadas, Guinea, Liberia y Sierra Leona, se encuentran entre las más pobres del mundo.
Años de conflicto y guerra civil dejaron severas secuelas en sus precarios sistemas de salud, y en algunas zonas una generación de niños sin educación.
En esa región, sólo uno o dos médicos están disponibles por cada cien mil habitantes, y se concentran en zonas urbanas. Las salas de aislamiento y la capacidad de los hospitales para el control de la infección son muy pocas.