Published On: Vie, Jul 3rd, 2020

Mala alimentación y comorbilidades culpables de muertes por COVID en México: Gatell

El subsecretario de Prevención de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell, reflexionó sobre la curva de contagio que sigue en ascenso a pesar de que una gran parte de México está en naranja.

Dijo que la expectativa social discrepa con la realidad y en el caso de México hay muchos factores en contra, como la diabetes que afecta al 14 por ciento de mayores de 20 años, hipertensión obesidad que es una verdadera epidemia nacional, males cardiovasculares, infartos al corazón y cerebrales, problemas circulatorios y cáncer.

Consideró que México tiene en abundancia las comorbilidades más peligrosas que inciden en los índices de mortalidad no solo de la Covid-19 sino de otras enfermedades como la influenza, y casi todas relacionadas con consumo de comida chatarra, alcohol y deficiencias en el sistema de salud pública.

Califico el consumo de productos alimentarios industrializados altamente refinados, modificados, no naturales, ricos en grasas saturadas, sal, jarabe de maíz, azúcar y otras sustancias, como el principal motor de esas comorbilidades que hacen más mortal al SARS-CoV2, y en especial la cantidad de años que en México se utiliza esa comida chatarra.

Si a ello se agrega un sistema de salud insuficiente, con un déficit crónico muy alto de médicos, especialistas de enfermería y técnicos de casi un cuarto de millón de profesionales, se tendrá una idea de las causas de todo este cuadro. En México, aseguró, todos saben que en 40 años de neoliberalismo el sector de salud no se atendió.

Sin embargo, añadió, más grave que esa insuficiencia es la brutal pobreza en el país que abarca a más del 60 por ciento de la población, la más proclive a enfermarse porque no tienen los recursos básico para llevar una vida adecuada, saludable.

Lamentablemente, dijo, figura entre los primeros países del mundo de mayor desigualdad social porque la riqueza está concentrada en muy pocas manos, e instó a las especialistas a estudiar esas estadísticas y ver los nefastos efectos para la salud que tiene esa desigualdad en casos de pandemias como la Covid-19.