Published On: Sáb, Feb 6th, 2021

Legisladores en EE.UU. aprobarán ayuda por Covid-19 en dos semanas

Washington.- La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, expresó su esperanza de que esa instancia legislativa envíe al Senado en dos semanas un proyecto de ley contra los efectos de la Covid-19.

Biden y los demócratas del Congreso están bajo una enorme presión para aprobar rápidamente el paquete de asistencia por 1,9 billones de dólares propuesto por el presidente Joe Biden, en momentos en que se reportan más de 455 mil muertos a causa de la Covid-19, mientras millones de estadounidenses siguen desempleados.

‘Con suerte, en un período de dos semanas enviaremos algo al Senado’, dijo Pelosi frente a la Casa Blanca, flanqueada por otros líderes del Partido Demócrata y los presidentes de los comités de la Cámara responsables de redactar la legislación.

Pelosi dijo que la legislación se aprobaría mucho antes del 15 de marzo, cuando vencen los seguros de desempleo mejorados y otros programas e iniciativas relacionados con la crisis.

Se espera que la Cámara apruebe una resolución presupuestaria, enmendada en la madrugada del viernes por el Senado, más tarde en esta jornada.

Esa resolución allana el camino para que los demócratas del Senado eviten el obstruccionismo de los 60 votos y aprueben el paquete de asistencia por la pandemia con una mayoría simple, sin la ayuda de los republicanos.

Los del partido rojo ofrecieron una contrapropuesta de 600 mil millones que los demócratas descartan por considerarla ‘lamentablemente inadecuada’.

‘Voy a actuar rápido, me gustaría hacerlo con el apoyo de los republicanos y me reuní con ellos, hay gente realmente buena que quiere hacer algo, pero simplemente no están dispuestos a llegar tan lejos como creo que tenemos que llegar’, dijo Biden después de la reunión.

El marco propuesto por Biden de 1,9 billones de dólares incluye controles de estímulo adicionales de mil 400 dólares individualmente para la mayoría de los estadounidenses, cientos de miles de millones para más vacunas, pruebas y ayuda para reabrir escuelas, 350 mil millones para los gobiernos estatales y locales, y elevar el salario mínimo federal a 15 dólares por hora.