Published On: jue, Ago 22nd, 2019

La transformación del país no es solo política, también es cultural: Frausto Guerrero

Bajo las premisas de que la cultura es un derecho humano, promover la redistribución cultural y transparencia, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México se transforma profundamente, muestra de ello son los resultados obtenidos a nueve meses de iniciar este proceso, afirmó la titular de la dependencia Alejandra Frausto Guerrero.

En la comparecencia que rindió ante diputados de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, reiteró que la nueva política cultural pone en el centro a grupos históricamente excluidos, con el objetivo de no dejar a nadie atrás y así paliar la desigualdad, el deterioro y la violencia, usando a la cultura como herramienta de transformación.

Transparencia y diversificación

Frausto Guerrero expuso que la Secretaría a su cargo aplica procedimientos claros, limpios y transparentes en la asignación y ejercicio de recursos públicos y reiteró que “Ni un peso se ha disminuido para las actividades sustantivas. La creación tiene que estar garantizada y nuestro compromiso fue ese, gastar de manera responsable, disminuir los gastos operativos y disminuir los gastos administrativos para fortalecer la vida cultural de México y eso es lo que hacemos todos los días”.

De igual forma, informó del ahorro por mil 792 millones de pesos que se dirigen a preservación y mantenimiento del patrimonio propio, estímulos a la creación, operación en la sede de Tlaxcala, Circuitos Culturales, mantenimiento a escuelas del Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como a la red de festivales.

Frausto Guerrero se refirió a la diversificación cultural y puso como ejemplo la apertura de la residencia oficial de Los Pinos como un Complejo Cultural que ha recibido la visita de casi 2 millones de personas, además del avance en el proyecto de reconfiguración urbana y justicia de acceso a la cultura en las 800 hectáreas del Centro Cultural Bosque de Chapultepec, con un programa estructurado alrededor de cuatro ejes: el ambiental, el cultural, el social-urbano y el de la sustentabilidad.

Señaló que se han implementado convocatorias abiertas, que garantizan el acceso equitativo a los recursos estatales, privilegian la calidad y alcance de los proyectos culturales para el otorgamiento de los apoyos y que la oferta cultural sea diversa y equitativa, sin beneficiar a unas regiones sobre otras.

Ejemplo de ello se encuentra en los resultados de las convocatorias del programa S268 Apoyos a la Cultura, bolsa que contó con 578 mdp distribuidos en:

  • 110 mdp para Apoyo a Festivales Culturales y Artísticos (Profest), con un aumento histórico, permitió la participación de festivales nuevos no solo los ya posicionados, además, se abrieron nuevas categorías.
  • 115 mdp en el Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados (PAICE); a diferencia de ediciones anteriores, los recursos a darle dignidad y condiciones a la infraestructura existente. Se sumó una nueva vertiente para financiar proyectos de rehabilitación, equipamiento y programación cultural en espacios desaprovechados y en desuso. Este año se beneficiará a 75 proyectos en 60 municipios de 22 entidades del país, 80% de ellos se encuentren en localidades con poca o nula infraestructura cultural o que jamás han recibido este beneficio.
  • 160 mdp al Apoyo a Instituciones Estatales de Cultura (AIEC). Por primera vez, se estableció un presupuesto específico, repartido de manera igualitaria entre los institutos estatales de cultura de todo el país, beneficiando a 274 proyectos culturales en 627 municipios; es decir, uno de cada cuatro municipios de la nación.
  • 1 mdp en el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC); se recibieron casi 5 mil solicitudes provenientes de 31 entidades, además de dar amplia promoción entre las comunidades indígenas y comunidades a las que se dificultaba el acceso. Para ello, se realizaron mensajes promocionales escritos y hablados en totonaco, yaqui, zoque, wirrarika, tojolabal, tzotzil, yokotan, mayo, tének, seri, maya, náhuatl, popoluca, zapoteco y mixe.
  • 5 millones de pesos al Fondo de Apoyo a Comunidades para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal (FOREMOBA); lo que permite este año beneficiar 15 proyectos, provenientes de 12 entidades federativas.
  • 100 mdp para el Apoyo a las Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial (ACMPM). Mejora en los mecanismos para la otorgación de apoyos. Se privilegia el cuidado del patrimonio por encima de los intereses políticos locales. Este año se beneficiaron nueve ciudades, un aumento frente a 2018, cuando se apoyó solo a cinco.

“Seguiremos mejorando los mecanismos y reglas de operación, con el fin de ser cada vez más transparentes e incluyentes”, afirmó.

Cultura para la paz

La encargada de la política cultural reiteró que hay zonas donde se desató la violencia y ahora toca desatar la paz, por lo que Cultura comunitaria, una de las prioridades de la Secretaría de Cultura, parte de un trabajo en tierra para conocer la realidad de centros y periferias, buscando la paridad y consultando a la ciudadanía y a las comunidades creativas.

En lo que va de 2019, se ha trabajado con: 338 municipios de 32 entidades; 214 de esos municipios con alto grado de violencia. Se han realizado 987 actividades artístico-culturales, en las que han participado 191,616 personas. Se han creado 225 Semilleros creativos permanentes que trabajan diariamente con 9,200 niñas, niños y jóvenes y 655 maestros que son creadores locales en 172 municipios de todo el país.

“Cuando un niño toma una cámara, la pintura, el teatro, para decir lo que siente, lo que le duele, lo que goza va transformando su vida y su realidad, este es el programa de los más importantes que podemos dejar en esta administración… Este es un programa que se siembra y es transversal en toda la Secretaría de Cultura”.

Avanza reconstrucción

Otro de los temas consultados fue la reconstrucción tras los sismos de septiembre de 2017, sobre ello, Alejandra Frausto informó que, de los dos mil 340 inmuebles dañados, al día de hoy se han entregado 926 y se incrementan las acciones para acelerar el proceso, esto con los recursos provenientes del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y del seguro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

A la par, dijo, el sector cultura cuenta con un presupuesto especial para atender edificaciones dañadas que no podrían ser atendidas con los mecanismos existentes, para ello se destina una partida de 800 millones de pesos a distribuirse en 280 proyectos de reconstrucción y 27 de capacitación para que la comunidad haga el proceso de rehabilitación.

En sesión de preguntas y respuestas, los legisladores de la Comisión de Cultura y Cinematografía expusieron dudas sobre el ejercicio de recursos, apoyo a proyectos culturales de su interés. Ante ello, Frausto Guerrero reiteró que el gasto en la Secretaría de Cultura es una inversión y que se emplea en la redistribución de la riqueza cultural para llegar a comunidades a donde históricamente no se había llegado.

Aunado a ello, los diputados pidieron establecer un diálogo más directo, constante para dar seguimiento a las acciones de la política cultural del país. La Secretaria asumió el compromiso para diversificar los canales de comunicación y tener una oportunidad más cercana de trabajar en conjunto con los integrantes de la Comisión y representantes de los grupos parlamentarios.

Antes de dar por terminada la sesión, el diputado presidente de la Comisión, Sergio Mayer Bretón, agradeció la participación de los grupos parlamentarios en este ejercicio democrático, que privilegió el diálogo y de manera previa al inicio del debate por los recursos para el presupuesto 2020.

“Es importante que escuchemos cómo está la situación de la cultura en el país para que trabajemos de manera conjunta” y reiteró su compromiso para mantener los espacios participativos abiertos para buscar mejoras a la cultura en el país.