Published On: Mar, Jul 30th, 2013

La migración y la vida del boxeador Mantequilla Nápoles en dos puestas en escena de Teatro Línea de Sombra

La Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes, con la participación del Conaculta, a través del programa para grupos artísticos profesionales México en Escena, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y la compañía Teatro Línea de Sombra (TLS), presentan las obras Amarillo y Baños Roma, trabajos representativos de su repertorio que manejan un discurso único, basado en la renovación constante y las tendencias experimentales que buscan enlazar el teatro mexicano con las formas discursivas teatrales de otras latitudes.

Del 8 al 11 de agosto se pondrá en escena Amarillo, que incluye relaciones entre lo real y lo virtual, lo documental y la ficción, y cuya temática gira en torno al supuesto periplo que realiza un hombre hacia Texas, destino al que nunca llega. Cuenta las vicisitudes que hubo de afrontar en un desierto inclemente, que todo lo devora.
Amarillo es producto del trabajo creativo de un laboratorio de actores organizado por Teatro Línea de Sombra, el cual toma como referente la figura de un inmigrante en busca de oportunidades; la reconstrucción de su paso hacia la frontera es en voz de las mujeres afectadas por el abandono de sus seres queridos, de quienes esperan el mínimo mensaje de esperanza: su sobrevivencia.
Al respecto Jorge Vargas, director del montaje, señaló: «Hay muchos materiales que son documentos visuales sobre el tema, ensayamos dialogar con ese material como tal y con la huella emocional que deja este testimonio para reconstruirlo en escena. Se trata de la reconstrucción de este cuerpo, de su identidad, de su probable itinerario e intentamos elaborar a partir de ahí un discurso imaginario del ausente, como una recuperación de los trazos y las huellas desde donde surge el paisaje, la orografía de su recorrido».
Para lograr un montaje que cubra estos elementos, la obra se vale de recursos del teatro visual, físico y de objetos, sobre una instalación escénica que sirve de marco referencial para sumar intensidad y realidad al texto base de Gabriel Contreras. El montaje está encuadrado en el teatro experimental que distingue a esta compañía.
De acuerdo con Jorge Vargas, «en el laboratorio se trabaja a partir de un actor, que recurre a los objetos para construir paisajes, la relación entre los objetos mínimos que el inmigrante lleva consigo, un bidón de agua y mochila al hombro; a partir de esas dos cosas se crea una especie de paisaje móvil que los actores construyen y reconstruyen en escena. De alguna manera buscamos en la creación de estos paisajes o microcosmos los motivos y el sustento de la narrativa, con elementos mínimos».
Amarillo es un trabajo de creación colectiva realizado por los actores Raúl Mendoza, Alicia Laguna, María Luna, Vianey Salinas, Antígona González y Jesús Cuevas, según los textos de Gabriel Contreras y bajo la dirección de Jorge A. Vargas. La obra se presentará del 8 al 11 de agosto en el Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque, jueves y viernes a las 20:00 horas, sábado a las 19:00 horas y domingo a las 18:00 horas.
Teatro Línea de Sombrea presenta también Baños Roma, que se estrenó en marzo de 2013 en el Teatro El Milagro. La obra retrata de manera episódica los avatares del ex pugilista cubano José Mantequilla Nápoles, icono de la cultura popular mexicana de la segunda mitad del siglo XX.
La trama se desarrolla en la localidad de Juaritos, en Ciudad Juárez (Chihuahua), en el tercer piso del gimnasio de los famosos Baños Roma, lugar donde Mantequilla Nápoles evoca los momentos gloriosos de su carrera boxística, su fama internacional y su debacle deportiva por causas físicas, la forma en que sus lujos y comodidades pasaron a formar parte del recuerdo y llegó la pobreza.
Tres fueron las razones que motivaron al director Jorge A. Vargas a escribir Baños Roma. La primera de ellas fue una entrevista realizada al ex campeón mundial de peso welter, en la que declaró: «Yo ya no existo», frase que trajo a su mente el libro de Julio Cortázar, Alguien que anda por ahí, uno de cuyos cuentos, La noche en mantequilla, habla sobre la pelea del 9 de febrero de 1974 contra el argentino Carlos Monzón, que a la postre quedó registrada como uno de los combates más memorables del boxeo. La segunda, el contexto de crimen y desolación que permean la realidad social de Ciudad Juárez, donde reside el cubano desde hace 20 años.
En Baños Roma el discurso teatral es multidisciplinario, hay intervenciones documentales en video, música en vivo ejecutada por Jesús Cuevas, y una dramaturgia que rompe los cánones convencionales de una estructura rígida, en la que el público habrá de reordenar las piezas dispuestas en la escenificación desde distintas ópticas para construir su significado.
Para Eduardo Bernal, colaborador de los textos de la obra, «el montaje de Baños Roma es apenas la presentación de un mapa conjetural que inició por la influencia de un relato del escritor argentino; paradójicamente no contempla un destino preciso. Esta pieza no pretende reproducir los fragmentos rotos producidos por el caos, ni restablecer el orden cronológico de los acontecimientos tal como sucedieron; es, ante todo, un alud ordenado de subjetividades.
«En Baños Roma no estamos contando una historia, sino que son divagaciones alrededor del tema del boxeo, de un posible retrato del Mantequilla de hoy, de nuestra experiencia de la visita que hicimos a esa ciudad fronteriza», expresó Jorge A. Vargas.
En la obra intervienen Zuadd Atala, Alejandra Antígona, Jorge León, Alicia Laguna y Malcom Vargas, con música de Jesús Cuevas, a partir de textos de Gabriel Contreras, Eduardo Bernal, Jorge Vargas, así como el Extracto de Prometeo de Rodrigo García. Bajo la batuta de Jorge A. Vargas en la dirección escénica.
Baños Roma se presentará del 15 de agosto al 8 de septiembre, en Teatro Julio Castillo, los jueves y viernes a las 20:00 horas, sábados 19:00 horas y domingos 18:00 horas.