Guillermo Deloya dice que acabar con la economía informal incentivará el crecimiento del país

ideologia81

GUILLERMO DELOYA DICE QUE ACABAR CON LA ECONOMÍA INFORMAL INCENTIVARÁ EL CRECIMIENTO DEL PAÍS
*El presidente Enrique Peña Nieto  en la sede de la ONU en Nueva York  recibió el reconocimiento de la comunidad internacional.

Doctor Guillermo Deloya Cobián

Doctor Guillermo Deloya Cobián

Hoy publicamos un artículo escrito por el doctor Guillermo Deloya Cobián quien  es el presidente del Instituto de  Capacitación y Desarrollo Político del Partido Revolucionario Institucional.

Guillermo Deloya Cobian dice que: «La estrategia «Crezcamos juntos», recién anunciada por Luis Videgaray, titular de la SHCP, es una política integral para reducir el gran peso que hoy tiene la economía informal. Este es un buen momento para reflexionar sobre su importancia».
«En el acto donde el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, firmó el decreto para poner en marcha este programa, se lanzó una ampliación de beneficios para quienes se registren en los regímenes de incorporación fiscal y de seguridad social, como descuentos de cuotas de impuestos».
«Para combatir la informalidad de manera integral como el gobierno se propone se necesita establecer un régimen fiscal más sencillo, innovar mecanismos de seguridad social, acceso a crédito preferencial, así como una estrategia para convencer a quienes permanecen en esa zona obscura de la economía de los beneficios de entrar a la formalidad. De hecho, hacen falta incentivos para que el sector formal esté totalmente regular».
«También es necesario cambiar la estructura del gasto público. Actualmente, algunos programas de apoyo social a la tercera edad benefician a personas que están en la informalidad certificada, de modo que estos planes sociales se convierten involuntariamente en inductores de la economía subterránea».
«Poner en acción la reforma hacendaria como se propone significa integrar los beneficios que ya había aprobado el Poder Legislativo, alinear las acciones en la que deben participar las diferentes áreas de la administración federal y los demás órdenes de gobierno».
«La economía informal es un gran lastre. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, la economía no registrada genera el 25 por ciento del PIB y tiene el trabajo de 28 millones de mexicanos: 58 por ciento de la fuerza laboral. Del año 2000 al 2010 se incorporaron a la población económicamente activa 8.5 millones de personas, pero al IMSS sólo 2.2 millones; el resto se sumó al mundo de la informalidad».
«Las empresas formales tienen una productividad promedio 2.3 veces superior a las de la economía informal, donde los salarios son precarios, no hay prestaciones de seguridad social y el horizonte de crecimiento económico es muy limitado».
«Los informales tienen restringido el acceso a los grandes mercados, no son sujetos de crédito, de por sí escaso, por lo que carecen de mecanismos de financiamiento. Por ello, no pueden invertir en maquinaria y equipo en sus empresas, ni en tecnología o instrumentación de nuevos procesos. Con menor productividad, las empresas informales deterioran los salarios de los trabajadores y se estancan».
«La magnitud de la informalidad en México deteriora la economía. Donde hay más informalidad se genera más pobreza; los estados más pobres tienen proporcionalmente el doble de informalidad. Esto impide que la economía del país despliegue su potencial de competitividad».
«La informalidad cierra las puertas a las familias, pues los trabajadores no cuentan con seguridad social, ni fondo de retiro, ni servicios de guardería, ni acceso a algún crédito de vivienda. Como lo resumió el presidente, la economía informal no sólo reduce la productividad sino también el desarrollo de las personas».
*Presidente nacional del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político del PRI.
@gdeloya
Refrenda el Presidente Peña Nieto ante la ONU el compromiso permanente de México con la protección de los derechos y libertades de los pueblos indígenas

El Presidente Enrique Peña Nieto en la Sesión Plenaria de la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas, en el marco de la 69° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El Presidente Enrique Peña Nieto en la Sesión Plenaria de la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas, en el marco de la 69° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Al participar en la Sesión Plenaria de la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas, en el marco de la 69° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Presidente Enrique Peña Nieto refrendó el compromiso permanente de México con la protección y el reconocimiento de los derechos y libertades de los pueblos originarios de todas las regiones y países del mundo.
Destacó que «en México estamos decididos a construir una verdadera sociedad de derechos en la que todas las personas, independientemente de su origen étnico, puedan ejercer en su vida diaria los derechos y libertades que reconocen nuestra Constitución y los tratados internacionales».
El Presidente Peña Nieto fue invitado a participar en este Foro en representación del Grupo Geopolítico de América Latina y el Caribe, lo que constituye un reconocimiento al liderazgo de México en la protección y promoción de los derechos de los pueblos indígenas a nivel global. Con tal carácter señaló que «para México, para América Latina y el Caribe la cuestión indígena está en las raíces de nuestras identidades y nuestras circunstancias históricas, sociales y políticas».
Expuso que, en cumplimiento de compromisos internacionales, en México «hemos establecido un diálogo respetuoso y directo con diversas comunidades indígenas para orientar políticas públicas y proyectos de infraestructura en sus áreas de influencia». Así se asegura que participen eficazmente en la definición de acciones que impulsen su desarrollo integral, con pleno respeto a su libre determinación.
Al hacer un recuento de las políticas de protección de los derechos indígenas que prevalecen en el país, el Primer Mandatario estableció que con el fin de que los más de 15 millones de indígenas en México puedan ejercer plenamente sus derechos, el Estado cuenta con una política integral enfocada al mejoramiento de su calidad de vida y a la generación de mayores oportunidades de desarrollo.
Esta política, agregó, incluye acciones específicas para erradicar el hambre y superar la pobreza extrema en los municipios indígenas, así como la construcción de la infraestructura básica en sus comunidades. Además, se rediseñó y se fortaleció el principal programa de combate a la pobreza que atiende a más de seis millones de personas de origen indígena.
«Estamos respaldando, con determinación, su incorporación a la educación pública, a los servicios de salud y a una vivienda digna. Igualmente, impulsamos su acceso a la justicia, así como sus iniciativas para elevar la producción y comercialización de sus productos y artesanías, con un enfoque de sustentabilidad», añadió.
Aseveró que el Gobierno de México impulsa acciones para que alcancen un verdadero desarrollo incluyente, sin perder su identidad cultural ni comprometer el patrimonio natural del país.
Reiteró que la Constitución garantiza su autonomía para decidir sus formas internas de convivencia y organización social, económica, política y cultural. También reconoce su derecho a preservar y difundir su cultura, tradiciones y costumbres en un entorno de igualdad y no discriminación.
POR PRIMERA OCASIÓN SE CELEBRA UN ENCUENTRO DE ALTO NIVEL DEDICADO EXCLUSIVAMENTE AL BIENESTAR DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS
En el Salón Plenario, ante Jefes de Estado y de Gobierno, y representantes de pueblos originarios de decenas de países, el Presidente Peña Nieto externó su más amplio reconocimiento a la Asamblea General porque, por primera ocasión, se celebra un encuentro histórico de alto nivel dedicado exclusivamente al bienestar de los pueblos indígenas.
Señaló que «para México ha sido un gran honor contribuir a la preparación de esta Conferencia Mundial y a la negociación de su documento final», el cual tiene el propósito de lograr el ejercicio efectivo de los derechos de los pueblos indígenas en todas las naciones. Puntualizó que se trata de un logro muy importante, resultado de un diálogo abierto, inclusivo y constructivo entre los estados miembros y las representaciones indígenas.
«México confía en que el documento final sea una hoja de ruta para reposicionar el tema indígena en la agenda internacional y dar un renovado impulso a las acciones de las organizaciones de las Naciones Unidas en esta materia», subrayó.
El Presidente Peña Nieto expresó que la Delegación mexicana valora la incorporación de varios de los planteamientos que presentó en favor de los indígenas, entre ellos:
Que la agenda de desarrollo post 2015 procura los derechos de los pueblos indígenas.
Que la participación de los pueblos originarios en los trabajos de la ONU, sea bajo un estatus distinto al de organizaciones no gubernamentales.
Que se armonicen las leyes nacionales siguiendo el espíritu de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
Que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en consulta con los pueblos indígenas, pueda monitorear, evaluar y mejorar la aplicación de esta Declaración en cada Estado miembro.
«México desea que estas ideas se traduzcan en beneficios concretos para los cinco mil pueblos indígenas que se estiman existen en el mundo», afirmó.
El Primer Mandatario Mexicano recordó que la desigualdad, la injusticia y la discriminación en contra de los pueblos indígenas todavía son realidades lacerantes, y llamó a trabajar juntos para erradicar estas prácticas y fortalecer la cooperación internacional para hacerles frente.
«Las iniciativas de desarrollo de la ONU merecen la suma de las capacidades y experiencias de todos los países, porque sólo juntos podemos hacer realidad el propósito de construir un mejor futuro para toda la humanidad», expuso.
RECONOCE RIGOBERTA MENCHÚ LA PARTICIPACIÓN DE MÉXICO EN LA NEGOCIACIÓN DEL DOCUMENTO FINAL DE ESTA CONFERENCIA MUNDIAL
En su intervención Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, hizo un amplio reconocimiento al Gobierno de México y a su Presidente, Enrique Peña Nieto, por su participación en los actos preparatorios de este encuentro y en la redacción del documento final, que sin duda contribuirá al mejoramiento de los pueblos indígenas.
Premio Ciudadano Global

Enrique Peña Nieto recibió el  Premio Ciudadano Global

Enrique Peña Nieto recibió el Premio Ciudadano Global

EL SEÑOR PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO NOS ESCRIBIO DESDE NUEVA YORK AYER
«Entre las actividades de mi gira de trabajo por Nueva York, fue un gusto reunirme con los integrantes del Consejo del Atlántico, un centro de análisis, debate e investigación, a favor del diálogo y la generación de políticas innovadoras, que permitan construir un mundo más próspero y más seguro».
«Agradezco también la distinción que generosamente me otorgaron esta noche: el Premio Ciudadano Global, siendo la primera ocasión en que se concede a un Presidente Latinoamericano».
«En representación de un país que se ha atrevido a cambiar, extendí la invitación para que se conozca nuestro país, un destino confiable para las inversiones nacionales y extranjeras; para con ello, ampliar las oportunidades para todos los mexicanos».
«Porque tal como dice nuestra campaña de promoción turística: a México se tiene que vivirlo para creerlo. Live it to believe it. Muchas gracias nuevamente al Consejo del Atlántico por el reconocimiento».
Premio al Estadista Mundial
DE IGUAL MANERA NOS ESCRIBIO DESDE LA GRAN MANZANA:

Enrique Peña Nieto recibió el  Premio al Estadista Mundial

Enrique Peña Nieto recibió el Premio al Estadista Mundial

«Agradezco la distinción que generosamente me han otorgado en Nueva York, líderes religiosos y empresariales, comprometidos con principios universales, como los derechos humanos, la paz entre los pueblos, la tolerancia y la fraternidad».
«Recibo el Premio al Estadista Mundial en nombre de todo México, porque los avances en nuestro país NO son resultado del trabajo de un solo hombre, ni siquiera de un solo gobierno; son logros de toda una Nación, que se atrevió a cambiar».
«Tengo la fortuna y la responsabilidad de encabezar los esfuerzos de una sociedad democrática, dinámica y cada vez más participativa, que está dispuesta a cambiar, porque México está en movimiento y avanza con paso firme, hacia una mayor inclusión y prosperidad».
«Gracias al respaldo de los partidos políticos –tanto de derecha, centro e izquierda– y a sus legisladores, en 20 meses, se concretaron 11 reformas de fondo, que constituyen una nueva plataforma, para construir un México más moderno y más competitivo».
«El Premio al Estadista Mundial es un aliciente para seguir trabajando y hacer de nuestra tierra, un espacio de oportunidades y realización personal, para todos sus habitantes».