Published On: sáb, Nov 9th, 2019

Facultad de Ciencias Biológicas, una unidad con visibilidad académica

El fortalecimiento de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP es una realidad palpable, así lo demuestra el incremento de sus profesores en el Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt (un total de 24), el egreso de la primera generación de la Maestría en Ciencias Biológicas y la obtención del grado de consolidación del Cuerpo Académico Biología Comparada y Relaciones Ecológicas, refirió María del Carmen Martínez Reyes, vicerrectora de Docencia.

          En el Segundo Informe de Resultados de Salvador Galicia Isasmendi, como director de esta unidad académica, la funcionaria universitaria también destacó el compromiso de su planta académica para trasladar los beneficios del conocimiento a la sociedad, a través de la realización de diversos proyectos de investigación.

          Entre estos el descubrimiento de una nueva especie de serpiente endémica de Oaxaca; y la selección de dieta y manejo de impronta genética para la reproducción asistida de aves rapaces, con la finalidad de rescatar especies silvestres en peligro de extinción. Otros trabajos son las secciones de vigilancia y control de mosquitos en los campus de la Universidad; estudios de la biodiversidad en el cerro Zapotecas y en el bosque de los Hongos Azules, así como de orquídeas en Santa Catarina Lachatao, en Oaxaca.

          También la facultad brindó asesoría a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas en torno a la cuenca hidrográfica del río Necaxa y capacitación a comuneros de Huehuetlán el Grande, para el establecimiento de una unidad de manejo ambiental.

          En representación del Rector Alfonso Esparza, la vicerrectora señaló que estos son algunos de los proyectos que evidencian la pertinencia del quehacer académico y científico, los cuales tienen un significativo impacto social.

          Por otra parte, Martínez Reyes mencionó los logros obtenidos por estudiantes, entre estos el Premio Nacional en la Sociedad Mexicana de Entomología 2019, a la mejor tesis de licenciatura, y una medalla de bronce en un concurso en Boston. “Ese es el desempeño al que aspiramos los universitarios, el que nos conduzca a la excelencia académica, a la formación integral de los jóvenes y al cumplimiento de la responsabilidad institucional de trasladar los beneficios del conocimiento a favor del progreso y bienestar de la sociedad”, señaló.

          En la presentación de su informe, Salvador Galicia Isasmendi dio a conocer que la planta académica de la Facultad de Ciencias Biológicas está integrada por 73 profesores, de ellos 38 doctores, 50 tienen perfil Prodep, 34 están adscritos al Padrón de Investigadores de la Institución y 24 al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt.

          En el último año, indicó que de tres cuerpos académicos uno obtuvo el grado de consolidación; hay, además, dos grupos de investigación. Para 2020 se espera incrementar el número de cuerpos académicos.

          Con relación a proyectos de vinculación, el director de la facultad subrayó la labor de los académicos en diferentes trabajos, desde estudios de biodiversidad, conservación, monitoreo e identificación de especies, así como registro de colecciones científicas.

          Con relación a la estación geobiológica y fortalecimiento del Museo Regional Tlayúa se tienen a resguardo los primeros 10 fósiles en este recinto. Este hallazgo se dio a conocer en un número especial de la revista Spinor, de la Dirección General de Divulgación Científica de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución.

          En cuanto a visibilidad y calidad internacional, Galicia Isasmendi notificó que se realizaron coloquios, congresos, jornadas de cultura ambiental, seminarios y encuentros de ciencias. También informó la mejora de espacios educativos mediante equipamiento de laboratorios y renovación de invernaderos, entre otros.