Published On: Vie, Ene 28th, 2022

En tiempos de pandemia, un manejo nutricional adecuado fortalece el sistema inmunológico

-La Secretaría de Salud conmemora el Día Nacional del Nutriólogo en México

-Los nutriólogos coadyuvan a mantener la salud física y mental de las poblanas y poblanos

En el marco del Día del Nutriólogo en México, la Secretaría de Salud destaca el papel de estos profesionistas, quienes a través de la alimentación y promoción de hábitos saludables buscan fortalecer el sistema inmunológico de las personas para prevenir padecimientos crónico-degenerativos como diabetes, obesidad, hipertensión, enfermedad renal e incluso nuevas condiciones médicas como el virus SARS-CoV-2.

El trabajo de los profesionales en nutrición tiene intervención en distintos ámbitos, como la aplicación clínica, promoción a la salud, deporte, servicios e industria de alimentos, política pública y área de enfermedades crónicas no transmisibles, explicó el titular de los Servicios de Salud, José Antonio Martínez García.

Refirió que México tiene dos problemas de salud asociados con la alimentación y la nutrición. Por una parte, el país ocupa el segundo lugar a nivel mundial en obesidad y, por otro lado, presenta un alto índice de desnutrición en niños menores de cinco años que habitan en zonas rurales del país, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública. De ahí la importancia de contar con especialistas que orienten a la población en prácticas del buen comer.

Una alimentación balanceada protege de enfermedades crónicas

Alimentarse de forma saludable provee los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la digestión, el buen estado de la piel, músculos y huesos.

La correcta alimentación tiene impactos específicos según el grupo de edad, por ejemplo, en niños favorece el sano desarrollo y crecimiento; en adultos, dota de energía y vitalidad para las actividades diarias y en la vejez favorece la salud mental, de músculos, huesos, independencia física y disminuye las complicaciones de una enfermedad. Además, previene enfermedades crónico degenerativas.

Nutrición y COVID-19

Un hábito de alimentación saludable protege al sistema inmune ante la COVID-19, ya que reduce la gravedad de la infección e incrementa la velocidad de recuperación, así como la esperanza de vida.

Antes, durante y después de la COVID-19 se recomienda una dieta completa como la siguiente:

  • Consumo de verduras y frutas de temporada, locales y frescas, ricas en vitaminas A, B, C, D y E
  • Añadir cereales integrales y frutos secos a la dieta
  • Limitar las grasas, el azúcar y la sal
  • Lavar alimentos, utensilios de cocina y manos, antes de consumir sus alimentos
  • Mantenerse físicamente activo y consumir abundante agua

En el Día Nacional del Nutriólogo, la Secretaría de Salud recomienda acudir con expertos en la materia para determinar el tipo de alimentación que conviene según las necesidades de cada persona y así, mejorar las condiciones de vida de las poblanas y poblanos.