El oxigeno y el miedo de AMLO

*Es verdaderamente terrible la agonía de los infectados,  pero es más  el viacrucis que sufren sus familiares para conseguir un tanque de oxígeno.

*Ya no hay un suministro oportuno ni de tanques, ni de la carga de oxígeno medicinal, ni de los reguladores. 

*Ya hay dos universos  paralelos, el de los que están conscientes de que el coronavirus mata, sin piedad, sin misericordia, sin remedio, y los estúpidos que andan buscando contagiarse y contagiar a sus prójimos.

El infierno.

Los pacientes terminales de todos modos se van a morir.

Los pacientes terminales de la infección por el Coronavirus, en todas sus cepas, y sus familiares y amigos  viven un terrible infierno, en los días previos a la muerte indefectible de los enfermos.

La agonía.

Es verdaderamente terrible la agonía de los infectados,  pero lo es más,  el viacrucis que sufren sus familiares para conseguir un tanque de oxígeno, para tratar de evitar que su paciente muera ahogado o asfixiado por sus mismas flemas que invaden los conductos  o tractos respiratorios, bronquios, bronquiolos,  y alveolos.

El paciente a causa de la inundación de flemas o pus, de sus espacios aéreos pulmonares, recibe cada vez menos aire, menos oxígeno, y muere lentamente asfixiado. Es una muerte espantosa, desesperante, dolorosa y cruel.

Es en ese momento en que debemos sedar al paciente.

Y en este escenario dantesco, son necesarios varios recursos de manera obligada y urgente. Uno de estos elementos son los tanques  de oxígeno medicinal.

Y en el aquí y en el ahora, en Puebla, en México, en el mundo, ya no hay un suministro oportuno ni de tanques, ni de la carga de oxigeno medicinal, ni de los reguladores.

Un tanque de oxígeno de 9,500, si, de nueve mil quinientos litros, hace dos años, un año costaba alrededor de diez mil pesos, y en este momento los distribuidores  piden hasta cuarenta mil pesos por él. Si es que lo encuentran.  Entonces la realidad es que no hay  tanques de oxígeno suficientes, y los que se llegan  a conseguir, por la terrible demanda  cuestan cuatro veces  su valor original, más lo que vaya aumentando en estos aciagos días.

Y no hablemos de los reguladores,  instrumento necesario para controlar y regular la gran presión del gas,  a la salida del tanque, y para ser administrado al sufrido paciente.

La realidad es que no hay  tanques de oxígeno suficientes.

Hay noticias  de que ciudadanos desesperados  están ya robando a mano armada los hospitales o las distribuidoras de oxígeno medicinal para obtener uno o varios tanques de oxígeno.

La angustia, la frustración y la desesperación de los familiares  está obligándolos a estas acciones  exasperadas.

Y es que solo los profesionales de la medicina  y/o los familiares que están viendo morir o ya han visto morir a un entrañable ser querido, pueden entender y/o, comprender este cadalso.  Para todos

Entonces ya hay dos universos  paralelos, el de los que están conscientes de que el coronavirus mata, sin piedad, sin misericordia, sin remedio, y los estúpidos que andan buscando contagiarse y contagiar a sus prójimos.

Hasta que les toca  pasarse al otro lado,  al de los que se mueren o ven morir  a un familiar, por irresponsables y estúpidos.

Y no hablaré en este momento de otros elementos como son los respiradores mecánicos automatizados, o de los antivirales, los  antibióticos, los  antiagregantes  plaquetarios, los  anticoagulantes, y los sedantes o anestésicos,  los cuales  están escasos, y muy caros cuando los encuentras.

Es verdaderamente el infierno para los pacientes, para sus familias y para la sociedad, porque  aun cuando la familia gaste el dinero que no tiene,  al final su paciente muere, los deja muy lastimados, con un terrible duelo,  y además los deja con grandes deudas, algunas impagables.

LA PUNTITA NADA MÁS.

Ya es una crisis de seguridad nacional.

Ayer mismo le comentaba a un entrañable amigo, que esta situación de la escasez de oxígeno medicinal es solo la puntita nada más, de un enorme iceberg.

El iceberg de los pésimos gobiernos que ha sufrido México durante toda su historia, desde que fue colonia, pasando por su vida “independiente”, hasta la actual República Mexicana constituida.

Seré breve.  Nuestra nación  tiene prohibido, por los tratados internacionales que han firmado todos nuestros presidentes, que en México se construyan motores, automóviles completos, aviones, barcos, buques,  todo tipo de elementos metalmecánicos avanzados,  de elementos  electrónicos, desde computadoras completas, procesadores, elementos de radio y telecomunicación, y todo lo que usted  usa todos los días, para vivir.

Y no hablar hoy de “nuestro” uranio, eso merece una reflexión especial.

México tiene prohibido por los Tratados de Bucareli, por la maldad del presidente Álvaro Obregón, producir los insumos necesarios para nuestro quehacer cotidiano, dependemos del extranjero para todo.

México tiene prohibido por los tratados de Bucareli, por la maldad del presidente Álvaro Obregón, producir automotores completos, aviones, barcos, trenes, submarinos, portaaviones, cazabombarderos, vamos  hasta una buena pistola tenemos prohibido producir.

 Todo para comprarle  al imperio todos esos elementos.

Y si no me cree busque información sobre la intención del  nuevo gobierno de USA,  de vendernos a fuerza armas. Si a menos de 24 horas de tomar el poder formal, el nuevo gobierno de USA ya sacó las garras.

No podemos ser autosuficientes ni en tecnología, ni en producción de  alimentos, ni de medicamentos, si de medicamentos, ni de oxígeno medicinal.

En México el oxígeno medicinal es producido por una empresa trasnacional, la cual además ejerce un feroz monopolio contra el sufrido y estúpido pueblo de México.

“Según la OMS, se requieren alrededor de 88.000 cilindros de oxígeno medicinal diarios para atender la demanda global. Actualmente, hay escasez en Perú, México, Honduras y Nicaragua”. (Catalina Lobo-Guerrero)

“No mucha gente lo sabe, pero desde el 2017 el oxígeno es uno de los medicamentos esenciales de la OMS. Resulta vital para los casos críticos que llegan a desarrollar neumonías, Síndromes de Deficiencia Respiratoria y hasta hipoxia, que es cuando falta oxígeno en la sangre, lo que compromete el funcionamiento de todos los órganos. Por eso, según el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, se necesitan alrededor de 88,000 cilindros o concentradores (que extraen el aire del medio ambiente y lo pasan por tamices moleculares hasta alcanzar concentraciones terapéuticas) para producir 620,000 metros cúbicos de oxígeno diarios en el mundo. El problema es que no se consiguen en algunos de los lugares que se han convertido en focos de contagio”. (Catalina Lobo-Guerrero)

No podemos ser autosuficientes ni en tecnología, ni en producción de  alimentos, ni de medicamentos, si de medicamentos, ni de oxígeno medicinal.

En este momento la trasnacional que produce el oxígeno medicinal para México es la empresa  Sociedad Española de Carburos Metálicos.

Fundada en 1897, es un consorcio muy importante  en el sector de gases industriales y medicinales que produce, distribuye y vende gases para múltiples sectores.

En este momento está fusionada con la empresa mundial  Air Products.

Air Products and Chemicals, Inc. es una corporación internacional estadounidense cuyo negocio principal es la venta de gases y productos químicos para usos industriales. La sede de Air Products se encuentra en Allentown , Pensilvania, en la región de Lehigh Valley de Pensilvania, Estados Unidos .

LO QUE DEBE HACER EL PRESIDENTE AMLO.

El presidente AMLO  en este momento debe iniciar la construcción urgente de plantas de producción de oxígeno y aire medicinal, lo cual nos daría las ventajas de un gran ahorro en el suministro de estos gases, y además no dependeríamos  de los extranjeros. Lo que cueste en dinero, no importa.

EL MIEDO DEL PRESIDENTE AMLO

Pero quizá no lo pueda hacer por miedo a  molestar  al imperio, al salirse de los lineamientos de los leoninos Tratados de Bucareli.

Además el gobierno del presidente AMLO, en este momento debe requisar, incautar, expropiar, nacionalizar todas las plantas productoras de gases medicinales, todas las distribuidoras, con apoyo de los ciudadanos, por salud pública, por seguridad nacional, por misericordia con el pueblo de México, porque nos estamos muriendo, estamos en una grave crisis sanitaria.

El gobierno del presidente AMLO, en este momento debe requisar, incautar, expropiar, nacionalizar todas las plantas productoras de gases medicinales.

Vale la pena  pagar por la tecnología, y mejorarla inclusive.

No debemos depender de vendedores de gases medicinales sin escrúpulos, y con una actitud realmente criminal, de lesa humanidad.

Entonces recapitulando, esta escasez de gases medicinales en México, es sólo la punta del iceberg.

AMLO no debería de tener miedo.

Entonces recapitulando, esta escasez de gases medicinales en México, es sólo la punta del iceberg.

Implica la prohibición del desarrollo de México, por los Tratados de Bucareli y la existencia de los nefastos  monopolios en México.

 Y AMLO no hace nada por miedo, porque ya está muy golpeado, muy atacado, por la oligarquía, la plutocracia y los poderosos al amparo de la corrupción.

 Entonces en este escenario de tanta abyección, los  legisladores  de MORENA  deben actuar ya en apoyo del presidente AMLO para solucionar para ayer, esta escasez de elementos para salvar la salud de los mexicanos.

Y los dirigentes  de todos los Partidos políticos de México, deben sumarse en un frente común para rescatar a nuestra nación del saqueo sistemático, de la desigualdad y de la dependencia del extranjero para todo.

No hacerlo será un suicidio.

La situación se  puede  poner peor.