El fantasma de Rafael Moreno Valle

*El fantasma de Rafael Moreno Valle Rosas, ronda, -dicen-, en las noches en el Senado de la República.

El fantasma de Rafael Moreno Valle Rosas, ronda, -dicen-, en las noches en el Senado de la República, lamentándose.

El fantasma de Rafael Moreno Valle Rosas ronda, -dicen-, en las noches en el Senado de la República, lamentándose.

Se lamenta, – dicen-,  porque en su partido el PAN, la caballada está más que flaca, no hay liderazgo poderoso, no hay ni brújula, ni rumbo en el inminente escenario de las elecciones intermedias en el 2021.

No hay ningún dirigente, ningún líder con poder, con fuerza,  con arrastre que organice la oposición a la vigorosa fuerza de AMLO que nuevamente arrasara en las votaciones del seis de junio de 2021.

RICARDO ANAYA CORTES REAPARECE Y AMAGA.

Ricardo  Anaya por su ambición desmedida, fracturo, fragmento, y dividió a su instituto político, por querer ser a fuerza, un candidato presidencial fallido.

Y ante la noticia de la reaparición  de Ricardo Anaya Cortes en la política nacional, hacemos la reflexión de que, así de mal andan los panistas.

Es muy lamentable que no exista ningún líder de su movimiento político, que encabece su propuesta política para las elecciones intermedias, del seis de junio del año 2021.

Es un hecho indefectible que con la desaparición de Rafael Moreno Valle,  murió el único político panista que haría una verdadera oposición.

Un equilibrio necesario en el quehacer social y político nacional.

Y  los panistas de todo el país,  fingen demencia, y evidencian amnesia por la conducta inmoral,  delictiva y poco ética de Ricardo Anaya Cortes en el pasado mediato.

Los panistas pretenden olvidar que Ricardo  Anaya traiciono a Rafael Moreno Valle, por la ambición desmedida de Ricardo, voracidad que solo fracturo, fragmento, y dividió a su instituto político, por querer ser a fuerza, un candidato presidencial fallido, por la coalición “Por México al Frente”, integrada por una fracción del PAN,  una fracción del Partido de la Revolución Democrática y  de Movimiento Ciudadano, para las elecciones federales de 2018, candidato flojo,  sin recursos, sin presencia, sin carisma, que no pudo, y no supo ganar la presidencia.

Al contrario de lo que hubiera ocurrido con Rafael Moreno Valle Rosas.

MARKO ANTONIO CORTÉS MENDOZA, NO EXISTE.

El actual dirigente nacional del PAN, Marko Antonio Cortés Mendoza, quien fue puesto e impuesto como presidente de los panistas por el poder de Rafael Moreno Valle,  – a todos nos  consta-  no opera, no trabaja como líder de la oposición, no abre la boca, no actúa en consecuencia, no  existe.

Por otro lado el actual dirigente nacional del PAN, Marko Antonio Cortés Mendoza, quien fue puesto e impuesto como presidente de los panistas por el poder de Rafael Moreno Valle,  – a todos nos  consta-  no opera, no trabaja como líder de la oposición, no abre la boca, no actúa en consecuencia, no  existe.

Marko Antonio Cortes Mendoza, no ha entendido su papel político en la historia de México, y no asumió el liderazgo de una oposición  inteligente, acertada, e implacable.

Al contrario de Rafael Moreno Valle Rosas, quien hubiese sido un acérrimo líder de una oposición atinada.

Así que los panistas  de la cúpula  que regentea este partido, están perdidos, algunos líderes irán a la cárcel o a la picota y los demás tendrán que pactar con AMLO.

Algunos ya lo hicieron.

Por otro lado Felipe de Jesús Calderón, por su ambición, egoísmo,  y perversión,  dividió al PAN,  trato de fundar su propio partido con trampas,  y está fracasando en su intento.

Ya vieron que sin un líder fuerte, nunca podrán ganarle al poder presidencial de AMLO  que esta mandatado por más de 40 millones de mexicanos que serán su voto duro en el 2021.

Más los que se le acumulen.

Está confirmado que Ricardo Anaya Cortes, está siendo investigado por la UIF por su implicación en el caso Odebrecht.

Podría ir a la cárcel y no al Congreso.

Por otro lado Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, por su ambición, egoísmo,  y perversión,  dividió al PAN,  trato de fundar su propio partido con trampas,  y está fracasando en su intento.

Pero dañando indefectiblemente a su partido de origen, partido que lo llevo a ser presidente.

Lo dicho. Los panistas de todo el país, están perdidos.  Y el  fantasma de Rafael Moreno Valle Rosas, sigue rondando, -dicen-, en las noches en el senado de la República.  Lamentándose.