Published On: mar, Feb 13th, 2018

El desconocido del Meno reúne ficciones en el contexto de la Segunda Guerra Mundial

En su libro de cuentos El desconocido del Meno, Eduardo Sangarcía (Zapopan, Jalisco, 1985), traslada al lector a un contexto de la Segunda Guerra Mundial, donde los personajes se ven envueltos en la desolación, el dolor, la compasión, el sacrificio y la sobrevivencia.

         Con el volumen editado por el Fondo Editorial Tierra Adentro, el autor galardonado con el Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2017, espera generarle alguna emoción al lector, expuso en entrevista. “Más allá de si los cuentos están bien o mal escritos, sean o no fidedignos a la historia, espero los lectores lleguen a conmoverse con lo que viven los personajes”.

         Eduardo Felipe Sánchez García se considera un apasionado del tema de la Segunda Guerra Mundial desde que estaba en sexto de primaria, pero confiesa no estaba en sus planes escribir ficción a partir de este hecho histórico. Explica que con sus cuentos lo que intenta es hacer una búsqueda de lo humano en medio de una situación inhumana.

         “Muchos de estos cuentos nacieron mientras yo estaba leyendo libros de historia,  algunos me tocaron con datos que me hacían decirme: aquí hay una historia, y eso traté de hacer, me plantee el proyecto, revise libros en busca de  momentos en los que yo pudiera decir: aquí hay algo que contar”.

         Expuso que hace nueve años, casi de manera azarosa, leyó para su clase de lingüística el libro La lengua del Tercer Reich de Victor Klemperer, quien hace un estudio pormenorizado sobre la influencia que el nazismo tuvo sobre la lengua alemana. Lo que leyó le provocó escribir uno de los primeros relatos que componen el volumen: Milagreros.

         “Ahí hablo de un escuadrón de soldados cuya tarea fue entrar a una ciudad tras un bombardeo y colocar fotos del dictador alemán en los muros que se mantuvieran en pie, como un último acto de propaganda de Goebbels.

         “En una de sus páginas Klemperer señala que después de un ataque aéreo le sorprendió ver a una multitud arremolinada frente a la pared de un edificio en ruinas. En esa pared lo único que había salido indemne fue un retrato de Adolf Hitler y la muchedumbre murmuraba que esa imagen era la causa de su salvación”.

         El maestro en Estudios de Literatura Mexicana añadió que por esas mismas fechas leyó un libro de Jean Améry en la que dice lo que significó para él ser torturado por la Gestapo. “Este testimonio estremecedor mezclado con el tema de un cuento de Borges y una escena de la película El laberinto del fauno, dio pie al relato titulado Héroes”, añade.

         El también becario del Fonca en el periodo 2013-2014, mencionó que en este lapso escribió el relato El elefante, con el que ganó el Concurso Latinoamericano de Cuento Edmundo Valadés, lo que fue el impulso para escribir un libro que compartiera la ambientación de la guerra, “por aquello de que las publicaciones de cuentos temáticos parecen tener una mayor aceptación”.

         Eduardo Sangarcía se describe como un buen narrador que desde hace muchos años había querido escribir ficción. “Si bien el tema de la guerra se puede prestar para escribir ensayo, en este género creo no diría nada mejor de lo que ya se ha dicho por otros autores, en cambio en la narrativa sí siento que puedo decir algo particular”.

         Mencionó que el objetivo con las historias de El desconocido del Meno es mostrar cómo una persona se esfuerza por seguir siendo humana, a pesar de estar en medio de una situación inhumana que lo rebasa, no influye en ella de ninguna manera y se ve arrastrado a cometer todo tipo de atrocidades para sobrevivir.

         El jalisciense galardonado en 2005 con el premio Julio Verne de Ciencia Ficción, ahondó en que sus personajes son de inventiva total en un contexto de “real sustento” pues los hechos ocurrieron y lugares existen.

         “Situó a mis personajes en Alemania, Leningrado, Stanlingrado y ellos reaccionan ante la situación. No he viajado a aquella zona del planeta pero sé situar ciertos lugares y zonas importantes. Trato de imaginar el resto del contexto, siento que no le haría ningún bien al cuento ser totalmente preciso, el imaginar el lugar le da más vida”.

         Sobre cómo escribir en un contexto tan complicado dijo: “Es imposible imaginar lo que es haber vivido en medio de la guerra, yo parto de un dato histórico preciso, trato de escribir una ficción, así que de cierta manera trato de reconstruir una vivencia de alguien que sí estuvo ahí”, abundó.

         Finalmente el escritor y docente de 33 años se dijo orgulloso y contento de haber ganado el Premio Nacional de Cuento Joven Comala 2017. “Es un espaldarazo al trabajo que he venido haciendo estos años. Siento estoy en un gran momento en mi carrera de escritor pero también mantengo los pies en la tierra”.

         El desconocido del Meno de Eduardo Sangarcía, editado por el Fondo Editorial Tierra Adentro, puede adquirirse en la Red de Librerías Educal.