Published On: Jue, Ago 18th, 2011

Documental ‘El lugar más pequeño’, camino al Oscar

Tras haber sido distinguido con cuatro premios internacionales, el documental mexicano El lugar más pequeño se exhibe esta semana en Nueva York como parte del festival Docuweeks, considerado como uno de los requisitos de selección para los Premios Oscar.
‘La selección y participación en Docuweeks permite cumplir con uno de los requisitos de inscripción al Oscar en la Sección Documental’, corroboró Claudia Prado, vocera del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), que produjo el filme mediante el apoyo de la beca Gucci-Ambulante.
Dirigido por la cineasta mexicana-salvadoreña Tatiana Huezo, El lugar más pequeño constituye una reflexión sobre la violencia y la memoria, la resistencia y la cicatrización social y emocional, a partir de los testimonios de los habitantes de Cinquera, un pueblo en El Salvador arrasado durante la guerra civil en la década de los años 80.
‘Hablo sobre las huellas de la violencia, que son huellas muy poderosas, que se quedan marcadas en la vida de los seres humanos, y con eso se identifica todo el mundo. Pero también hablo sobre la capacidad de las personas para sanar y salir a adelante’, afirmó Huezo en entrevista.
Primer largometraje de Huezo, el documental ha sido destacado como mejor película del festival Visions du Réel y como ganador del premio del Jurado Interreligioso de Signis, ambos en Suiza.
Asimismo, fue distinguido con el premio del público en el festival Documenta en Madrid, y apenas la semana pasado ganó como mejor documental en el Festival de Lima, en Perú.
Habitante de la ciudad de México desde los cuatro años de edad, Huezo nació en El Salvador, de donde es originaria su familia paterna, y durante su niñez tuvo siempre presente la idea de la guerra civil y de los desparecidos en los enfrentamientos.
El proyecto del documental surgió cuando visitó Cinquera, donde nació su abuela, y descubrió ‘una historia importante que se debía contar’ al entrar a la humilde iglesia local y ver en lugar de imágenes religiosas los retratos de docenas de jóvenes desparecidos durante la guerra civil y ‘un mar de veladoras que cubrían el suelo’ para honrarlos.
‘La película no es un documental convencional, no parece documental. Los personajes parecen a veces sacados de una novela, de una obra de ficción, y eso lo ayuda a conectar directamente con el público’, manifestó la cineasta.
Huezo también indicó que durante las presentaciones que el filme ha tenido en México ?en el Festival de Cine de Guadalajara y en Distrital, en la capital? mucha gente se ha identificado con la violencia sobre la que reflexiona y que muchas familias padecen a consecuencia de la guerra contra el narcotráfico.
‘Hay una emoción muy profunda de muchas de las personas que han visto la película en México, porque habla de la pérdida de seres queridos debido a la violencia social’, aseguró Huezo.
El lugar más pequeño será exhibido a partir de este viernes hasta el siguiente miércoles 25 de agosto en la sala IFC en Manhattan, y varias de las funciones contarán con la presencia de la directora, que participará una sesión de preguntas y respuestas con el público.

Lee el artículo completo en: Esmas.com

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.