Published On: Jue, Dic 19th, 2019

Artistas refrescan la propuesta musical de la Orquesta Filarmónica de Zacatecas

Creada en 2007, la Orquesta Filarmónica de Zacatecas ha crecido en la escena musical sinfónica. Desde 2017 es dirigida por el pianista Antonio Manzo D’nes.

Antonio recuerda en entrevista que comenzó a tocar a los doce años; posteriormente, estudió en la Facultad de Música de Xalapa, donde accedió a los conciertos que ofrecía la Sinfónica de esa ciudad. La impresión que la sonoridad de una orquesta en vivo produjo en él fue tal que decidió involucrarse de lleno en la música filarmónica.

Por ello, tras consolidarse como pianista profesional, se trasladó a Zacatecas para impartir clases de ese instrumento en la Universidad Autónoma de la entidad. En 2007, fue invitado por el fundador de la Filarmónica estatal, Alfonso Vázquez, para unirse a ella, donde se desempeñó en la gestión económica y planeación de los conciertos.

“Al planear el programa de una presentación, solemos invitar a un director musical y un solista, se discute sobre el repertorio cuidando que contraste con el del último concierto realizado para que siempre exista algo fresco que mostrar”, comenta Antonio.

Este esquema de trabajo la diferencia de las demás orquestas mexicanas, pues la filarmónica zacatecana solo se presenta una vez al mes —de marzo a diciembre—, los domingos en que los tiempos de todos sus integrantes coinciden, debido a que la mayoría de ellos toca en otras agrupaciones.

Está constituida por músicos invitados, puesto que todavía no tiene elementos definitivos. Esto, en vez de una debilidad, es una de sus fortalezas, pues el flujo de solistas y directores artísticos y musicales ha creado una sinergia única en cada presentación.

“Nuestra propuesta musical mantiene un alto nivel de calidad gracias a que nuestro criterio de selección es que los músicos sean ya profesionales o, en todo caso, estudiantes avanzados de licenciatura; por ello, sus edades oscilan entre los 20 y los 60 años”, señala.

Desde su fundación, ha estado conformada por unos 60 miembros. La cantidad de músicos invitados es ajustada según el repertorio que tengan preparado para cada presentación.

Habitualmente, sus programas incluyen obras clásicas de Mozart, Beethoven y Haydn; en otras ocasiones experimentan con repertorios contemporáneos como bandas sonoras fílmicas, música regional mexicana, jazz, ópera y rock.

Con esta variada oferta musical han ido ganando terreno y público en Zacatecas, puesto que ya cuentan con mayor presencia en el estado y son reconocidos por la comunidad local, la cual asiste continuamente a los conciertos.