Published On: Dom, Abr 24th, 2011

Aclaran homicidio de catedrático que fue asesinado en Atlixco

Elementos ministeriales lograron la captura del homicida del catedrático y sus cómplices.

Elementos ministeriales lograron la captura del homicida del catedrático y sus cómplices.

 

Como conclusión de una minuciosa investigación realizada por el Ministerio Público con apoyo de la Policía Ministerial del Estado, se esclareció en su totalidad el homicidio de un catedrático universitario cuyo cadáver fue hallado en estado de descomposición el 13 de abril del año en curso en su domicilio situado dentro del fraccionamiento El Cristo.

El miércoles de la semana pasada, familiares del profesor David Francisco Rivera Martell, quien contaba con 63 años de edad y vivía solo, acudieron a visitarlo debido a que desde hace aproximadamente dos semanas no lo veían ni sabían nada de él. Al entrar a su domicilio observaron todo en orden pero percibieron un fuerte olor fétido, por lo que de inmediato dieron parte al representante social.

Ya en presencia del Ministerio Público ingresaron a una de las recámaras y entonces encontraron sobre la cama el cadáver del sexagenario, mismo que tenía atada al cuello una agujeta y presentaba algunos golpes en la cabeza. Más tarde con la necropsia se estableció que el docente pereció víctima de estrangulamiento. Estos hechos dieron origen a la averiguación previa 575/2011 de Atlixco.

De acuerdo con información proporcionada por los familiares del docente, se estableció que tras el crimen fueron extraídos del domicilio diferentes artículos entre los que resaltan un crucifijo cuyo costo –a decir de los familiares-, se calcula en más de 1 millón de pesos debido a su antigüedad de más de 200 años, así como un reloj y dos armas de fuego de colección.

Con base en los indicios recabados en el lugar de los hechos, se abrieron algunas líneas de investigación que, por las características del hecho, apuntaban como responsable a una persona cercana a la víctima.

Es así que tras una serie de indagatorias de carácter ministerial, se logró saber que desde hace dos años el fallecido sostenía una relación sentimental con un hombre de entre 30 y 35 años de edad, con quien al parecer habría tenido problemas originados por una situación de infidelidad.

Cabe resaltar que a través de una detallada inspección sobre las actividades de la víctima en redes sociales, se pudo identificar a la pareja sentimental del catedrático. Se trata de Mario Arturo Alfaro Sánchez, de 33 años de edad, originario y vecino de esta ciudad de Puebla.

Por lo anterior, el Ministerio Público ordenó a Policía Ministerial la inmediata presentación de dicho sujeto, por lo que al trasladarse a la unidad habitacional Geovillas del Sur los agentes lo localizaron cuando se encontraba en compañía de su madre, Blanca Sánchez Sarabia, de 61 años, y Jonás Luna Carrera, de 25 años, este último actual pareja sentimental de Mario Arturo.

Estas tres personas tenían en su poder el crucifijo, el reloj y las pistolas de colección, pero además días antes habían pasado a su casa muebles, electrodomésticos y diversos artículos que sacaron de una casa ubicada en el residencial Villas de Morillotla, inmueble también propiedad del hoy finado y en el cual la mujer laboraba como empleada de limpieza.

A través de una inspección ministerial con carácter de reconstrucción de hechos, se determinó que el 24 de marzo del presente año Mario Arturo Alfaro Sánchez y el profesor David Francisco Rivera Martell discutieron en la cocina ya que este último salía con un joven mucho menor. Entonces el sexagenario se dirigió a la recámara y se encerró, pero minutos después Mario Arturo logró ingresar, le quitó la agujeta a una sudadera que se encontraba en la cama y lo ahorcó. Al ver que ya no se movía, tomó un bat pequeño y le propinó al menos 4 golpes en la cabeza.

Una vez esclarecido este crimen, los detenidos van a ser puestos a disposición de la autoridad judicial, Mario Arturo Alfaro Sánchez bajo cargos por homicidio y robo a casa habitación, en tanto que Blanca Sánchez Jonás Luna únicamente por robo a casa habitación.

La Procuraduría General de Justicia mantendrá vigentes las tareas de investigación y operativos de reacción focalizados a esclarecer –como en este caso-, hechos delictivos que en los últimos días han afectado sobre todo al sector magisterial. El compromiso permanente es actuar firmemente por el bienestar y la tranquilidad de los poblanos.

 

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.