Published On: Mar, Dic 3rd, 2019

8 tipos de pensamiento que llevan al emprendedor al éxito

Una persona emprendedora posee una mentalidad particular que le permite identificar oportunidades que los demás no ven y decide actuar para aprovecharlas. Con esta premisa, IPADE Business School llevó a cabo la décimo segunda edición del Foro Istmo, bajo la óptica “Liderazgo 360: elige tu mindset”, con el propósito de explorar los tipos de mentalidad que detonan la decisión de emprender, además de fomentar un diálogo enriquecedor en torno al rol actual del empresario, su impacto al trabajar por un fin común y su activismo para continuar haciendo negocios en el contexto actual.

“Este año la óptica del evento se ha planteado como un liderazgo 360 porque creemos que el verdadero liderazgo es integral“, describió durante la inauguración Rafael Gómez Nava, Director General del IPADE.

En esta ocasión, el evento reunió a ponentes del ámbito empresarial de México que representan una mentalidad específica que impulsa el emprendimiento y son ejemplos de éxito de proyectos que generan un verdadero impacto, transformando integralmente a la sociedad:

Innovadora.- Esta mentalidad se caracteriza por una visión estratégica que le permite ofrecer nuevas ideas o soluciones para transformar a la empresa y a la sociedad. Claudia Jañez, Presidenta de DuPont Latinoamérica y del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), representó este tipo de pensamiento al incorporar en la práctica directiva políticas públicas, temas culturales, inclusión y diversidad.

“Somos un país de gente joven y tenemos todo para que esa gente sienta que cuenta con una oportunidad en México, las nuevas generaciones están demandando un cambio social importante y aquellas empresas que logren tener una mente innovadora son las que van a sobrevivir”, precisó Claudia Jañez.

Consciente.- Este tipo de pensamiento busca transformar a la sociedad. Siempre piensa en las consecuencias que acarrean ciertos sucesos o acciones. Jorge Cueto-Felgueroso brindó testimonio del efecto mutiplicador que tienen los empresarios a través de Prison Art, la iniciativa que lidera, muestra que los proyectos donde se coloca a la comunidad en el centro proveen mayores beneficios.

Disruptiva.- Una mentalidad disruptiva cree que el orden de las cosas puede ser distinto. Se empeña en transformar el mundo, desafía el statu quo y genera cambios relevantes para la sociedad. Prison Art rompe paradigmas y muestra que, si hay arte de por medio, las personas en las cárceles son recuperables y capaces de reinsertarse a la sociedad.

Cueto-Felgueroso, emprendedor convencido de que la gente que está en prisión puede tener un futuro más esperanzador a través de un proceso de reinserción que les permite no reincidir en la delincuencia, consideró que México y en general el mundo viven grandes retos sociales, por lo que es momento que emprendedores y empresarios consideren en sus modelos de negocio un factor de impacto que sea medible, “si no ocurre vamos a llegar a un punto de no retorno”.

Autodidacta.- Esta mentalidad no se conforma con una respuesta dada, sino que investiga hasta encontrar el camino adecuado para materializar sus ideas. Dan DeFossey y Roberto Luna, fundadores de Grupo Chilango Gringo, ejemplificaron este mindset al emprender Pinche Gringo BBQ. Ambos venían de áreas empresariales distintas, pero se animaron a abrir un restaurante aún sin experiencia en cocina o servicio. Estuvieron dispuestos a aprender para emprender.

“Nuestra estrategia como emprendedores ha sido reinvertir, ser cuidadosos y tener presente que, todos los productos que generemos deben estar alineados con el concepto inicial. Muchas empresas cuando comienzan piensan en el ¿Qué y el cuál?, pero pocas piensan en el por qué hacerlo”, señaló Roberto Luna, fundador de Grupo Chilango Gringo.

Perfeccionista.- Se enfoca en los resultados y se caracteriza por su perseverancia y responsabilidad para transformar la sociedad. Ejemplo de ello es Oswaldo Trava, quien con su plataforma de ejercicios InstaFit se ha transformado de la misma manera que lo hizo Netflix para brindar resultados excelentes.

Oswaldo Trava, señaló que la mayoría de las gente se enfoque en tener millones de clientes y empleados, pero no en el propósito del por qué tenerlos, es decir, cuestionarnos qué impacto positivo estamos dejando en las personas con nuestro negocio.

Empática.- Presenta una elevada sensibilidad social y respeto por el entorno. Esto le permite transformar la sociedad. Antonio Murad ejemplificó esta mentalidad con su iniciativa de agricultura orgánica sostenible Yolcan, que busca operar centros de producción agrícola en diversos lugares del país.

 “Cuando tu objetivo de emprender es el dinero y tomas atajos para “lograrlo” limitando las condiciones, la calidad, etc. vas por el camino equivocado, cuando tu propósito es la transformación o generar un bienestar para quien está produciendo o se genere un mejor producto para el consumidor final el atajo no va a ser necesario porque ya sabes a dónde quieres llegar y bajo que valores lo quieres hacer”, puntualizó Antonio Murad.

Observadora y creativa.- Se distingue por su capacidad de analizar las situaciones y cuidar cada detalle. Esto le permite percibir las áreas en las que hace falta apoyo para transformar la sociedad. A través de Homely, plataforma que da empleo formal a la base de la pirámide, su fundadora Melina Cruz ejemplificó este tipo de pensamiento.

“En México hay una lista enorme de dificultades, necesitamos emprendedores que atiendan los problemas que más le duelan a nuestro país, necesitamos gente apasionada que quiera cambiar la realidad del resto de la gente”, apuntó Melina Cruz.

La decimosegunda edición del Foro Istmo reunió a más de 300 líderes empresariales, académicos y miembros de la comunidad de egresados donde la audiencia tuvo oportunidad de profundizar y conocer más de cerca sobre el ecosistema emprendedor y el rol del liderazgo.