Published On: Mié, Dic 4th, 2019

Sin transparencia no hay justicia

Ciudad de México.-La opacidad en la que opera el Poder Judicial en México es un asunto que debe ser considerado de gravedad, ya que constituye un camino abierto a la corrupción, la negligencia, la violencia institucional y, en suma, la obstaculización del acceso a la justicia, coincidieron jueces, juezas, organismos autónomos, sociedad civil y ciudadanía en el Foro Internacional para una Justicia Abierta.

El reciente asesinato de Abril Pérez, así lo demuestra. A ella -como a tantas otras mujeres- el sistema de justicia le falló. Pese a los antecedentes de violencia que vivió, el proceso legal que emprendió, y el miedo que manifestó frente a dicho contexto, su caso ha evidenciado, una vez más, la nula sensibilidad, posible corrupción e incapacidad de las y los jueces para actuar de manera oportuna en los casos de violencia de género, así como de garantizar la adecuada atención y protección de las víctimas, y de juzgar con perspectiva de género.

Dicho caso es tan sólo una muestra de los serios problemas estructurales que aquejan a un sistema de justicia que falla sistemáticamente en proteger los derechos humanos y en garantizar el acceso a la justicia para todas y todos. Por ello, hoy más que nunca, en el marco del Foro, se advierte la relevancia de la transparencia.

Actualmente, precisamente por la opacidad judicial que impera, es imposible saber cuántos casos más como el de Abril existen, cuántos jueces más están emitiendo resoluciones injustas. Sin esa información, no se puede realizar un diagnóstico de la situación, y no podemos saber la magnitud del problema, ni diseñar estrategias para atacarlo y transformarlo.

Si bien, bajo el argumento de proteger su autonomía e independencia, el Poder Judicial se ha resistido a abrirse al escrutinio público, durante el Foro Internacional quedó de manifiesto que la justicia abierta, y sus principios de transparencia, colaboración y participación ciudadana, son instrumentales para la autonomía e independencia judicial, ya que refuerzan la confianza ciudadana y fortalecen la legitimidad del Poder Judicial.

Foros como éste, en el que participaron una multiplicidad de actores nacionales, internacionales, personal jurisdiccional, y sociedad en general, pretenden romper con las inercias que impiden que la sociedad monitoree la labor del Poder Judicial y lograr una justicia que todas y todos podamos ejercer.