Published On: jue, Jul 18th, 2019

Semilleros creativos de Ensenada, Mexicali y Tijuana realizan el Encuentro de verano Auka, Cultura Comunitaria

Más de 100 niños, niñas y adolescentes de Ensenada, Mexicali y Tijuana realizarán este jueves 18 de julio, a las 19 horas, un concierto en el Centro Cultural Tijuana (Cecut), no solo para demostrar sus habilidades musicales y vocales, también para revelar que a través de la práctica musical se pueden crear puentes de colaboración, diálogos de retroalimentación y, sobre todo, una sinergia comunitaria que promueve la transformación de su entorno social.

Se trata del cierre del Encuentro de verano Auka, organizado por los Semilleros creativos que integran el Sistema de agrupaciones musicales comunitarias de Baja California, cuyo eje principal es promover el espíritu del programa Cultura Comunitaria, que hoy día rige sus actividades artístico-académicas.

“La construcción de diálogos creativos y el establecimiento de relaciones solidarias, a través de la práctica musical, son dos de los ejes rectores que buscamos mostrar a través de este concierto, en el que se pondrá de manifiesto el trabajo y la labor musical de este Sistema que nació hace dos años bajo la rectoría metodológica del Sistema Nacional de Fomento Musical de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el apoyo del Instituto de Cultura de Baja California y el Cecut”, explica Chantal Torres, coordinadora logística del Semillero de Playas Tijuana y productora de este concierto.

De hecho, señala, para llegar a este encuentro de verano y al concierto del 18 de julio, realizaron acciones previas de conectividad, es decir, intercambios y movilizaciones de maestros y alumnos de los ocho Semilleros creativos que integran ese Sistema de Agrupaciones Musicales Comunitarias, con el objetivo de estrechar lazos fraternos entre los miembros y estimular el desarrollo musical de sus integrantes, que proceden de Ensenada, Tijuana y Mexicali, en Baja California.

El objetivo de este encuentro, afirma Torres, es que el público asistente testifique cómo, a través de la práctica musical, más de 100 niños (se trata de una selección, ya que actualmente el Sistema de Baja California está integrado por más de 500 menores de 17 años de edad) han logrado desarrollar habilidades musicales; “que tocar y cantar para ellos representa una oportunidad de crecer, de manifestarse y de cambiar el rumbo de su vida y entorno”, así como un puente de conexión con la sociedad en general, con las instituciones y, sobre todo, con el involucramiento directo de sus familias.

“Se trata de revelar cómo el poder de la música provoca que sociedad, instituciones, familias, maestros y alumnos se unen en un fin común, mejorar la convivencia y generar cambios desde diversas trincheras”, dice Torres.

La interpretación de obras clásicas como Avec la garde montante, de la ópera Carmen, de George Bizet; Pizzicato polka, de Johan Strauss II; el Vals núm. 2, de Dmitri Shostakovich; La Danza Bacanal, de la ópera Sansón y Dalila, de Camile Saint-Saëns; y Júpiter el portador de la alegría de la suite Los planetas, de Gustav Holst, se conjugarán con obras de música tradicional mexicana como El cachanilla, de Antonio Valdez Herrera; Aires istmeños (Sandunga, Martiniana y La Llorona), entre otras.

El objetivo también es revelar la universalidad estética de la música y ponderar la identidad comunitaria de Baja California, todo ello enmarcado dentro del programa de Cultura Comunitaria, iniciativa federal coordinada por la Dirección General de Vinculación Cultural, que, a través del Sistema Nacional de Fomento Musical, instrumenta los Semilleros creativos de música, al ver a la cultura como un herramienta de transformación que atiende poblaciones vulnerables, que en algún momento fueron excluidas de los circuitos culturales tradicionales.

En este caso, los Semilleros creativos se desprenden como una línea de acción que fomenta la participación y formación artística de niños, niñas y adolescentes en México, apunta la coordinadora logística del Semillero de Playas Tijuana.

Al cierre del mes de junio de 2019, el Sistema Nacional de Fomento Musical contaba con 100 semilleros creativos distribuidos en 69 municipios de 26 estados del país.