Published On: Mié, Ago 19th, 2015

Se ve amenazado el sector automotriz poblano por el aumento del dólar

INDUSTRIA-automotriz

Desde mediados del año pasado el tipo de cambio peso dólar americano se movía en los niveles de 13 pesos por dólar, fue subiendo gradualmente hasta llegar a $14.74 pesos por dólar. Para este 2015 la subida del tipo de cambio no termina, por el contrario ha alcanzado niveles históricos pues el día de ayer llegó a 16.72.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), en Puebla son más de 37 mil plazas dedicadas al sector automotriz,  lo cual según la catedrática Díaz Peña podría disminuir considerablemente por la inestabilidad del dólar.

“Las principales causas no están en función de un peso débil, sino de un dólar que se ha fortalecido ante la mayoría de las monedas. Entre estos factores están la inestabilidad de la Unión Europea, el bajo precio internacional del barril de petróleo, la devaluación del YUAN por parte del Gobierno de China y el anuncio por parte de la FED de Estados Unidos que espera subir en Septiembre las tasas de interés, ante lo cual el Banco de México (BANXICO) podría también incrementar las tasas de interés”, detalló.

Bajo estos escenarios la catedrática comentó, que se añade un factor elemental que no contribuye positivamente, la incertidumbre y especulación de los propios mercados internacionales, sobre todo porque ahora es mayor el costo en el armado de autos.

Pues Puebla es una las ciudades con más de 100 empresas especializadas que se dedican al sector automotriz, lo cual sin duda se ve afectado

Y es que, para lograr una estabilidad financiera en el país, BANXICO estableció un mecanismo a partir del 11 de marzo hasta el 8 de junio de ofrecer diariamente 52 millones de dólares mediante subastas sin precio mínimo, esto con la finalidad de estabilizar al mercado cambiario.

Bajo este panorama el sector automotriz hoy día aporta el 8.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a Puebla, y sin duda se podría ver afectado, ocasionándole mayores costos de operación y financiamiento a las ensambladoras. “El efecto no  tarda en reflejarse y lamentablemente se verá reflejado en los consumidores finales”, puntualizó Díaz Peña.

Algunas armadoras preferirán no aumentar sus precios para no perder clientela, pero tendrán que despedir empleados, bajar la calidad de sus materiales o componentes o incluso aceptar utilidades inferiores para mantener el negocio. Sin embargo, esto sólo será pasajero. Si el gobierno no interviene para estabilizar la paridad peso dólar, las consecuencias inflacionarias serán inminentes.

Es importante señalar que durante el 2014, a pesar de que el consumo interno fue adverso, FORBES anunció que el sector automotriz se posicionó como uno de los más dinámicos y se perfila a mantenerse este año.

Entorno nacional

Así mismo, durante el 2015, siete empresas anunciaron  la instalación de plantas de manufactura en el país: Nissan-Ranault, Honda, Mazda, Audi, Mercedes-Benz, BMW y Hyundai, la cuales alcanzarán una inversión total de 8,263 millones de dólares (mdd). En diciembre pasado, la automotriz estadounidense General Motors (GM) anunció una inversión de 3,600 mdd, que serán dirigidos a sus cuatro instalaciones de manufactura en México, monto que será ejercido hasta 2018 y con el cual acumulará recursos por 5,000 mdd desde 2013.

Cada vez estamos viendo mayores inversiones de este sector en México por parte de compañías internacionales, por lo que seguramente el gobierno tomará las medidas necesarias para, sino incrementar, mantener el crecimiento de la economía de nuestro país.