Published On: mié, Sep 11th, 2019

Robótica colaborativa y la optimización del sector electrónico

Por Manuel A. Sordo, General Manager para Latinoamérica de Universal Robots

Si hay una industria que ha ganado visibilidad y relevancia desde el comienzo de la cuarta revolución industrial o Industria 4.0 es la electrónica y tecnología, ya que es la principal proveedora de productos y soluciones para diversos tipos de sectores y actividades.

Pero estar en un punto focal también le ha supuesto que su necesidad de ser innovadora y adaptarse a las nuevas exigencias del mercado sea más prioritaria, junto a que su nivel de competitividad aumente, para mejorar las posibilidades de diferenciarse.

Es aquí donde la automatización de procesos a través de la aplicación de robots colaborativos ha marcado un antes y después en esta industria, permitiendo agilizar su digitalización, pero también optimizando sus procesos de fabricación y productos finales.

De esta manera, es más sencillo que la industria electrónica tenga la solución idónea para los retos a los que se enfrentan sus clientes, pudiéndoles proveer con los productos más innovadores, eficaces y capaces.

¿Cuáles son los beneficios de la automatización con robots colaborativos en la industria electrónica?

Apostar por la automatización con la integración de cobots en la industria electrónica, resuelve problemas frecuentes de este sector:

  • Productividad: Es la meta principal de la industria y se suele intentar conseguir por dos vertientes. Por un lado, aumentar la productividad reduciendo el uso de materias, recursos y, con ello, disminuir la producción de residuos y materiales desperdiciados. Por otro lado, mejorar la productividad es el resultado de introducir mejoras en los procesos de producción, gracias a robots colaborativos que agilizan procesos, reducen tiempos y se adaptan mejor a las posibles necesidades de la línea de fabricación y montaje.
  • Eficiencia: La mano de obra humana es más errática e imprecisa de lo que puede ser un robot inteligente programado. Sin embargo, que un empleado pueda delegar tareas repetitivas en una máquina automatizada y dedicar sus habilidades a la mejora de procesos y la búsqueda de soluciones creativas, aporta un aumento de la eficiencia, tanto de la actividad como de la gestión.
  • Rendimiento: Dada la mejora de la eficiencia de procesos y empleados, la mejora del rendimiento de la actividad industrial es posible a nivel global. Además, la adaptabilidad de los robots permite que estos se reprogramen según las necesidades de la actividad, por lo que se añade la posibilidad de mejorar la capacidad de respuesta, dada la flexibilidad y agilidad de los cobots a cualquier tipo de actividad, sobre todo en aquellas que son más complejas, precisas o repetitivas. Por tanto, donde puede fallar el hombre, la robótica industrial puede actuar con mayor eficacia y posibilidades.

Aplicaciones de la robótica en la industria electrónica

Si la industria electrónica pretende ser un referente en la era de la Industria 4.0, su primer desafío debe ser aplicar toda innovación que le permite ser más competitiva y disruptiva.

Esto no solo implica al resultado final, sino también al proceso, lo que supone contar con los robots colaborativos que permitan transformar los procesos y redirigir el potencial de la mano de obra.

No hay mejor forma de hablar de las de las posibles aplicaciones de la robótica colaborativa y de los beneficios de los cobots que hacerlo a través de casos reales de éxito en los que ha intervenido Universal Robots.

En este caso, destacamos el caso de la empresa Life Elettronica dedicada a la producción de tarjetas electrónicas. Esta empresa se enfrentaba al reto de buscar nuevas soluciones automatizadas para encapsular tableros electrónicos en las tarjetas, superando ciertas limitaciones en recursos y la necesidad de mejorar los estándares de calidad.

Hasta la fecha, esta actividad requería la supervisión continua de un operario y un espacio físico considerable. Para dar solución a estos problemas, Universal Robots les proporcionó el robot colaborativo UR3, que no solo reducía los tiempos de encapsulamiento, sino que mejoraba la seguridad del proceso y la intervención de los operarios en tareas de control y posibles correcciones.

Con la integración a la línea de montaje de este cobot, Life Elettronica ha conseguido alcanzar los tres grandes objetivos de la integración de la automatización. Junto a esto, han descendido notablemente la cantidad de productos defectuosos y mejorado la calidad del producto final.

Y, lo más importante, han podido hacer mejor uso de su mano de obra, asignándola a tareas de mayor valor en la cadena de producción y en la toma de decisiones.

También han mejorado la eficacia de las decisiones de estos operarios, ya que con la integración de robots colaborativos es más fácil acceder a datos a tiempo real, realizar rectificaciones, y todo esto en un entorno de trabajo más seguro y dinámico.

Sea en el caso de esta empresa o de otras que quieren adaptarse a la Industria 4.0, el redireccionamiento de las habilidades y potencial de los recursos humanos consigue optimizar, aún más, las posibilidades de invertir en automatización y máquinas inteligentes que convivan con el hombre en su entorno de trabajo.