Published On: Sáb, Jul 4th, 2015

Rescatan música de Ricardo Castro en disco compacto

vladimir (2)

El poema sinfónico Oithona y los primeros conciertos en América Latina para piano y violonchelo que hiciera el compositor Ricardo Castro (Durango, 7 de febrero, 1864–Ciudad de México, 27 de noviembre, 1907) están reunidos en un disco compacto bajo el sello Sterling, el cual fue presentado la noche del 2 de julio en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

Las piezas grabadas por el pianista Rodolfo Ritter, el violonchelista Vladimir Sagaydo, en calidad de solistas, junto con la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí, integran el segundo volumen de la serie Antología de Música Mexicana para Piano y Sinfonía.

En opinión de José María Álvarez, conductor del programa Música en Red Mayor, este es un disco histórico que para la vida cultural mexicana es un acontecimiento. “Incluye un concierto de piano que me parece genial, que no se toca de forma constante y el concierto para cello menos. Las obras de Castro llegaron a México muchísimo tiempo después de haber fallecido”.

A los asistentes les mencionó que el disco es un objeto de arte invaluable, además que incluye obra artística, en este caso un repertorio que no se ha grabado.

Agregó que Ricardo Castro fue un panista excepcional y de buena cuna, quien en Europa fue un personaje respetado y querido. “Es increíble la aceptación que tienen sus conciertos fuera de México, las obras son complejas y esa es la razón por las cuales no se habían grabado, así como por la falta de interés, han pasado 110 años para que esto esté en sus manos”, apuntó José María Álvarez.

Al tomar la palabra, el pianista Rodolfo Ritter dijo que Ricardo Castro fue alguien que se probó en Europa en los círculos más exigentes, provocando críticas favorables y que al morir se decretaron tres días de luto nacional.

“Ricardo Castro tuvo la mala suerte de morir en un periodo en el que iba a cambiar la historia de México, justo viene la Revolución Mexicana y todo lo que tenía que ver con Porfirio Díaz fue relegado a la oscuridad”, recordó Ritter.

Para el concertista de Bellas Artes desde 2008 es importante preservar la memoria musical. “Estamos en un momento crítico para la supervivencia de muchas cosas  en este país, y creo que la memoria de la cultura es fundamental, por eso hay que preservarla y difundirla. Estamos orgullosos porque hemos tenido  un pasado glorioso”, expresó.

Apuntó que para la realización del disco se hizo una revisión exhaustiva por parte del director José Miramontes Zapata, donde los solistas no sólo tocan, sino que revisan la música, porque debe quedar muy bien. “Esta antología es única, porque es la primera con una difusión internacional; es música mexicana que sale en Suecia, se vende primeramente en Estados Unidos, en Europa, Japón y luego llega a nosotros, y eso es muy importante”.

Por su parte, el violonchelista Vladimir Sagaydo, quien radica en México desde hace 15 años, confesó que nunca se imaginó tener un momento tan grato como fue grabar música del duranguense Ricardo Castro.

Indicó que el Cello concerto es una pieza importante, porque fue la primera que se hizo en América Latina; una obra magna, bella, con pasajes difíciles y melódicos. “Es una enorme felicidad haber tocado con la Orquesta Sinfónica de San Luis Potosí. En México hay una gran cultura y herencia cultural que debemos llevar en el corazón y no olvidarla; las buenas obras hay que rescatarlas, tocarlas, grabarlas y escucharlas”, expresó Vladimir Sagaydo.

Para Ángel Augusto Ramírez, representante de la marca Sterling en América Latina, señaló que el proyecto es un rescate fundamental para el país; mientras que Lhú Cortes, directora general de Novo Forte Cultura, indicó que la Antología de Música Mexicana es un proyecto “titánico”, por la importancia cultural y de rescate patrimonial que tiene.

La Antología de Música Mexicana para Piano y Sinfonía estará integrada por 25 volúmenes, el primero editado en 2014 fue con música de Manuel M. Ponce y los posteriores serán con música de José Pomar, Alfonso de Elías, Julián Carillo, Gonzalo Curiel y otros.