Published On: Lun, Jul 13th, 2020

Renault protesta contra la legalidad de los Racing Point

No se ha terminado la marejada sobre el Mercedes Rosa, como se ha bautizado al Racing Point de esta temporada, y que es un clon en diseño y motor del Mercedes campeón del mundo la pasada temporada.

La escudería Renault, que concluyó octava con el australiano Daniel Ricciardo el Gran Premio de Estiria, el segundo del Mundial de Fórmula 1, presentó este domingo en el Red Bull Ring austriaco -sede también de la primera carrera-, protesta contra el Racing Point que pilotan el mexicano Sergio Pérez y el canadiense Lance Stroll.

Renault considera que el monoplaza Racing Point con el que ‘Checo’ acabó sexto y Stroll séptimo no es legal, o al menos ha solicitado a comisarios una clarificación sobre la legalidad del Racing Point RP20 y por tanto presentó una protesta formal, que fue admitida a trámite por los comisarios del gran premio.

La protesta en este caso es relativa a las tomas freno delanteras y traseras (Art. 2.1, 3.2, apéndice 6, párrafo 1, 2(a) y 2(c) del reglamento deportivo) y ha sido declarada admisible, por lo que se han precintado piezas para posterior análisis. La FIA además ha pedido a Mercedes las mismas piezas del W10 2019.

No hay fechas aún para desarrollar investigación y escuchar a las dos partes, sobre todo por el calendario tan comprimido, pero de fondo está el que se pueda estudiar y analizar si son diseños calcados o no, si hay ilegalidad o no.

La FIA ya envió comisarios antes del arranque de la temporada a la sede del equipo y tras sesudos análisis se decidió que el RP20 era legal.

De hecho, McLaren, que arrancó en pretemporada con duras críticas hacia esta situación, afirmó en el arranque del campeonato que no iba a ir más allá en sus pesquisas. El guante lo ha recogido Renault.