Published On: Lun, Ago 17th, 2015

Reforma educativa sin debate en México, dice secretario Gobernación

osorio_segob_int

La reforma educativa no está a discusión ni a negociación, por lo que el próximo día 24 reinician las clases en todo México, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, trascendió hoy aquí.

Señaló que el retorno a clases no “es algo que ningún grupo o ninguna sección pueda modificar, pues los niños no tienen porqué pagar por estos intereses”.

Así lo declaró después que la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en el estado de Oaxaca anunció que analizará si regresan a clases o no, como protesta a la reestructuración del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (Ieepo).

Las protestas magisteriales aumentaron después del 20 de julio, cuando el gobernador oaxaqueño, Gabino Cué, cerró por decreto el Ieepo, el cual normaba las relaciones del gobierno con el magisterio, para crear un nuevo organismo descentralizado.

Osorio indicó que para garantizar que tanto los maestros como los alumnos de Oaxaca puedan regresar a clases en la fecha establecida a nivel nacional permanecerán las fuerzas federales en ese territorio para evitar disturbios y devolverle la tranquilidad.

Puntualizó que tanto las autoridades federales como las estatales estarán dispuestas al diálogo con la CNTE, “siempre y cuando sean temas que ayuden a mejorar las expectativas de este país”.

Subrayó que el gobierno federal otorgará al gobernador de ese estado todo el respaldo para que “este proceso continúe y llegue hasta sus últimas consecuencias. Y cuáles son sus últimas consecuencias que los maestros estén en las aulas y que los alumnos estén aprendiendo”.

Mientras, integrantes de la CNTE marcharon ayer en la capital mexicana desde el Ángel de la Independencia hasta el Monumento a la Revolución como parte de la jornada nacional de lucha contra la reforma educativa, en la que aseguraron participaron varios estados en todo el territorio.

Grupos de docentes en el país muestran por medio de marchas y protestas su descontento con la implementación de la reforma educativa, a la que clasifican de privatizadora y a una evaluación a los maestros que en su opinión es punitiva.

Además de Oaxaca, en los estados de Chiapas, Guerrero y Michoacán también existe resistencia a la puesta en marcha de dicha reforma, impulsada por el gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Por su parte, Peña Nieto pone de manifiesto en varias tribunas que la reforma educativa no es privatizadora y que redundará en una mayor preparación de los maestros y por tanto en la elevación de la calidad de la educación que reciben los niños y jóvenes mexicanos.