Published On: Mié, Jun 3rd, 2020

Que el agresor sea obligado a irse del domicilio conyugal: Cordero

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y las trabajadoras de los Centros de Justicia para las Mujeres coincidieron en que deben ser los agresores los que salgan de sus casas y no las víctimas.

Durante la reunión a distancia “Los Centros de Justicia para Mujeres frente al Covid-19. Experiencias y Retos” organizado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), las participantes señalaron que es necesario concientizar a los hombres de las agresiones físicas y psicológicas que ejercen.

Además, trabajar con las comunidades en la no normalización de las violencias, incluir a los varones en el tema del cuidado del hogar y que los juzgadores expidan órdenes de protección para las víctimas.

 Sánchez Cordero expreso que uno de los principales retos es hacerle ver a las mujeres que es posible vivir libres de violencias pero para ello deben trabajar en conjunto el Estado, los medios de comunicación, organizaciones sociales y expertos en el tema.

Asimismo, reiteró que la violencia de género es un problema estructural y persistente en la sociedad y explicó que estos centros son una de las respuestas institucionales del Estado para mejorar el acceso de las víctimas de violencia a la justicia.

“Solo como una misión de Estado es que lograremos nuestra convicción de que no haya ninguna mujer y ninguna niña violentada por motivos de género o cualquier otro”, enfatizó.