Published On: vie, Sep 13th, 2019

Puntos cruciales a observar en cumbre contra el calentamiento global

Por: Dr. Alfredo Sandoval Villalbazo, Académico del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México e Investigador Nacional Nivel II (SNI). Twitter:  @Fred_FisMat

 

El tiempo se agota. Si las emisiones globales de gases de efecto invernadero no se reducen al menos en un 45% antes del año 2030, el calentamiento de la superficie del planeta será irreversible y causará una catástrofe ecológica cuyo clímax tendrá lugar a finales del presente siglo.

Los efectos físicos del calentamiento global abarcan fenómenos tales como: el incremento de la potencia de los huracanes, la formación de ondas de calor extremo, el aumento del nivel del mar por el derretimiento de los glaciares y el agigantamiento de los incendios forestales. Los efectos biológicos y sociales son aún más dramáticos, pues abarcan la extinción de cientos de especies de animales y vegetales, así como la migración forzada de millones de personas. 1

Por lo anterior, la Organización de las Naciones Unidas ha convocado a la Cumbre de Acción Climática, a desarrollarse en Nueva York a partir del próximo 23 de septiembre. El objetivo de la reunión es que todos los países presenten “planes concretos y realistas para mejorar sus contribuciones a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050”. 2

Si bien es de preverse que en la Cumbre habrá avances en la lucha contra el cambio climático, es muy probable que los políticos que representarán a varios países evitarán establecer compromisos formales para la reducción de emisiones de dióxido de carbono. Por ello es conveniente establecer una relación breve de puntos a observar dentro del océano de información que se dará en el marco de este importantísimo evento.

Se debe poner énfasis en los compromisos que establecerán los principales emisores de COa nivel mundial. Casi la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero son atribuibles a sólo cinco países: China, Estados Unidos, India, Rusia y Japón. En particular, la salida de los Estados Unidos de los Acuerdos de París pone en riesgo el cumplimiento de objetivos a nivel planetario. 3

Es indispensable que se empleen y difundan mecanismos de seguimiento periódico de los avances (o retrocesos) en la reducción de emisiones por parte de cada país. Portales como el Climate Action Tracker muestran que únicamente dos países, Gambia y Marruecos, se encuentran actualmente en la ruta verde de los Acuerdos de París. De la Cumbre deben emerger esquemas de comunicación obligatorios, en todos los idiomas, semejantes a lo reportado actualmente por el portal citado.

La producción de energía por medio de fuentes renovables es un frente fundamental en el combate al calentamiento global. El desarrollo de la ciencia inherente a la producción de electricidad por medio de fuentes alternas ha registrado avances, pero aún es insuficiente. 5 Los trabajos de la Cumbre deberán reflejar compromisos de mayor apoyo financiero al desarrollo y uso de fuentes alternas de energía, desmotivando el empleo de combustibles fósiles.

Finalmente, es importante recordar la causa fundamental de la actual crisis: por décadas, gobierno y sociedad ignoraron la ciencia del cambio climático. A pesar de los trabajos de Svante Arrhenius, del conocimiento derivado de la física cuántica sobre la retención de radiación infrarroja por el CO2 y del trabajo práctico iniciado por Charles Keeling, los riesgos derivados de las altas concentraciones de gases de efecto invernadero fueron ignorados o desestimados. 6

Más allá de esfuerzos de carácter económico y político que caracterizan a este tipo de reuniones, es deseable que en la Cumbre se apoyen planeaciones educativas que enfaticen el cuidado del planeta, armonizando el conocimiento empírico acumulado por siglos en las comunidades con las llamadas ciencias duras. Este tipo de reclamo ha dado lugar a diversas movilizaciones juveniles en distintas partes del mundo y debe ser atendido por parte de quienes tienen la responsabilidad inmediata de garantizar la seguridad climática a nivel global.

 

Referencias:

A. Sandoval-Villalbazo, “Calentamiento global agudizará crisis migratoria en México y América Central”, Prensa Ibero, 22 de octubre de 2018. https://ibero.mx/prensa/calentamiento-global-agudizara-crisis-migratoria-en-mexico-y-america-central

Véase también la nota de Karla Rodríguez para El Universal-Oaxaca: “Cambio climático intensifica migración en Centroamérica”, 28 de octubre de 2018. https://oaxaca.eluniversal.com.mx/mundo/28-10-2018/cambio-climatico-intensifica-migracion-en-centroamerica

2 La descripción completa de la Cumbre puede encontrarse en la dirección electrónica: https://www.un.org/es/climatechange/un-climate-summit-2019.shtml

A. Sandoval-Villalbazo, “Acciones de 15 países podrían evitar catástrofe climática del Siglo XXI”, Prensa Ibero, 24 de mayo de 2019. https://ibero.mx/prensa/ciencia-acciones-de-15-paises-podrian-evitar-catastrofe-climatica-del-siglo-xxi

Los datos que recaba el Climate Action Tracker se encuentran disponibles en la dirección electrónica: https://climateactiontracker.org/countries/

5 A. Sandoval-Villalbazo, “Insuficiente, producción mundial de electricidad por medio de fuentes renovables”, Prensa Ibero, 9 de agosto de 2019. https://ibero.mx/prensa/ciencia-insuficiente-produccion-mundial-de-electricidad-por-medio-de-fuentes-renovables

6 J.H. Mondragón-Suárez, A. Sandoval-Villalbazo, and F. Breña-Ramos, “Calentamiento global: una secuencia didáctica”, Revista Mexicana de Física E 65 (2019) 52–57. https://rmf.smf.mx/ojs/rmf-e/article/view/467