Published On: Mié, Ago 5th, 2015

Persisten indicadores de pobreza en México, asegura representante FAO

pobreza1

Los indicadores de la pobreza que afecta a 55,3 millones de mexicanos son persistentes, aseguró Fernando Soto, representante en México de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se informó hoy.

Soto dijo que con el mecanismo de medición de la FAO, que compara la situación de subalimentación de todos los países, en México ya se cumplió el primer reto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: reducir a la mitad la población con hambre.

Resaltó que en cuanto a la disminución de la pobreza en América Latina, México no es un caso exclusivo, al estar relacionado con el crecimiento económico y la desigual distribución de los ingresos.

La reducción de este indicador en algunos países está vinculada con altas tasas de crecimiento y existe preocupación con la disminución de estas, acotó.

Se refirió a la necesidad de políticas que enfrenten la desigual distribución de los ingresos, así como a sistemas de protección social, que en el país se procura hacer, indicó.

Acerca de si no era un retroceso el aumento de la pobreza, que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social reportó pasó de 53,3 millones de personas a 55,3 millones entre 2012 y 2014, respondió que no lo calificaría de ese modo.

Realmente los indicadores de pobreza de México se han mantenido durante muchos años, precisó.

Apuntó que la erradicación de la pobreza extrema y del hambre no depende de una institución, un programa o un gobierno, es de toda la sociedad mexicana.

Sobre el impacto de la denominada Cruzada Nacional contra el Hambre indicó a la prensa local que no se puede pedir a un programa la solución de factores estructurales que se arrastran desde hace mucho tiempo.

Reafirmó que a su juicio la dimensión del problema es grande y debe ser atacado de manera conjunta.

Consideró como un gran logro que el país cuente con sus propios instrumentos de medición.

La medición que México hace con un enfoque multidimensional perfecciona el diagnóstico y favorece que la política pública pueda atender mejor a las personas, además de mejorar los diagnósticos, finalizó.