Published On: Sáb, Oct 4th, 2014

Persiste conflicto estudiantil en México pese a respuesta oficial

México.- El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto aceptó hoy la generalidad de los reclamos de los docentes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), aunque el movimiento de docentes dejó el arreglo final a la Asamblea Estudiantil.
El secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio, ante una multitud de educandos, dio a conocer la respuesta del gobierno, que fue decidida por el jefe de Estado en reunión previa con los titulares de varias dependencias gubernamentales.
Reconocemos el movimiento politécnico, sus demandas y aspiraciones, dijo Osorio, quien recibió a la marcha estudiantil bajo la lluvia frente a la sede de la Segob.
El alto funcionario prometió que no habrá represalias contra los participantes del paro educativo del IPN y anunció la renuncia de la directora de la institución.
Indicó que el gobierno de Peña Nieto ha aumentado en sus dos años de gestión los recursos para la educación superior, a diferencia de otras administraciones. Apuntó que aceptan incrementar esos fondos.
También adelantó que se suspenderán las pensiones vitalicias a los directivos del IPN, así como la cancelación de las reformas al reglamento y planes educativos, entre las principales demandas de los estudiantes, que se mantienen en paro docente.
Osorio anunció que la Policía Bancaria e Industrial, a cargo de la seguridad de los centros de estudio del Instituto, será relevada de esa responsabilidad, luego de un acuerdo con la comunidad politécnica para crear otro organismo de custodia.
Afirmó también que se convocará a un consejo para nombrar representantes tecnológicos, a fin de responder a las exigencias de democratizar ese sistema educativo.
El titular de Gobernación firmó ante los manifestantes la respuesta gubernamental y la entregó a uno de los líderes de la protesta.
El representante de la Asamblea Politécnica recibió el documento del gobierno, pero en consulta con la multitud dijo que los estudiantes estudiarán la decisión gubernamental y darán respuesta el próximo miércoles.
«No se tiene confianza en el gobierno federal», apuntó el líder estudiantil, quien denunció intentos de comprar y corromper al movimiento.
Como colofón a la movilización, los alumnos tecnológicos expresaron su solidaridad con los normalistas de Iguala, estado de Guerrero, donde hace una semana la represión policial provocó seis muertos, una veintena de heridos y 43 educandos desaparecidos.México.- El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto aceptó hoy la generalidad de los reclamos de los docentes del Instituto Politécnico Nacional (IPN), aunque el movimiento de docentes dejó el arreglo final a la Asamblea Estudiantil.
El secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio, ante una multitud de educandos, dio a conocer la respuesta del gobierno, que fue decidida por el jefe de Estado en reunión previa con los titulares de varias dependencias gubernamentales.
Reconocemos el movimiento politécnico, sus demandas y aspiraciones, dijo Osorio, quien recibió a la marcha estudiantil bajo la lluvia frente a la sede de la Segob.
El alto funcionario prometió que no habrá represalias contra los participantes del paro educativo del IPN y anunció la renuncia de la directora de la institución.
Indicó que el gobierno de Peña Nieto ha aumentado en sus dos años de gestión los recursos para la educación superior, a diferencia de otras administraciones. Apuntó que aceptan incrementar esos fondos.
También adelantó que se suspenderán las pensiones vitalicias a los directivos del IPN, así como la cancelación de las reformas al reglamento y planes educativos, entre las principales demandas de los estudiantes, que se mantienen en paro docente.
Osorio anunció que la Policía Bancaria e Industrial, a cargo de la seguridad de los centros de estudio del Instituto, será relevada de esa responsabilidad, luego de un acuerdo con la comunidad politécnica para crear otro organismo de custodia.
Afirmó también que se convocará a un consejo para nombrar representantes tecnológicos, a fin de responder a las exigencias de democratizar ese sistema educativo.
El titular de Gobernación firmó ante los manifestantes la respuesta gubernamental y la entregó a uno de los líderes de la protesta.
El representante de la Asamblea Politécnica recibió el documento del gobierno, pero en consulta con la multitud dijo que los estudiantes estudiarán la decisión gubernamental y darán respuesta el próximo miércoles.
«No se tiene confianza en el gobierno federal», apuntó el líder estudiantil, quien denunció intentos de comprar y corromper al movimiento.
Como colofón a la movilización, los alumnos tecnológicos expresaron su solidaridad con los normalistas de Iguala, estado de Guerrero, donde hace una semana la represión policial provocó seis muertos, una veintena de heridos y 43 educandos desaparecidos.