Published On: Jue, Sep 17th, 2020

Pandemia y sismos, la nueva normalidad a la que se tiene que adaptar la sociedad

-Estos fenómenos naturales exigen que la gente esté alerta, y al momento de tomar sus documentos importantes, también tenga el gel antibacterial y cubreboca a la mano para evitar contagiarse de COVID-19.

En esta pandemia del coronavirus es importante que los ciudadanos estén pendientes de cómo actuar ante la presencia de un sismo, al recordar que hace tres años, en el 2017, se presentó un sismo de una magnitud considerable que derrumbó y fracturó algunas construcciones en Puebla y otros estados cercanos al epicentro.

La Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP siempre se ha distinguido por trabajar y abonar lo que está en sus manos para fortalecer la cultura sísmica de las personas y del resto de la sociedad, señaló Pedro Luis Díaz Bermúdez, director de esta facultad.

Agregó, “en un par de días se conmemoran los sismos que se registraron el 19 de septiembre de 1985 y 2017 respectivamente y que ahora, con el confinamiento del COVID-19 estamos viviendo una situación muy diferente y nuestras actividades de la vida diaria han cambiado de manera significativa; por lo que es importante que la gente debe estar preparada y no bajar la guardia ante eventos que no respetan a una pandemia y que se pueden presentar en cualquier momento”.

En su intervención, Gerardo López Arciga, catedrático de la Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP, apuntó que el sismo de 2017 fue un temblor diferente al que estaban acostumbradas las personas a percibir; ya que la componente vertical con que se presentó fue muy importante, ya que generó muchos daños.

Dijo que la carrera de ingeniería civil después de este acontecimiento se dio a la tarea de hacer una revisión estructural de los edificios de la universidad, además se apoyaron las solicitudes de la sociedad, de revisar sus instalaciones, en donde estudiantes y catedráticos trabajaron de manera conjunta en estas tareas de revisión.

López Arciga, enfatizó que se colaboró en la obtención de diagnósticos de construcciones dañadas por el sismo en Puebla y otros municipios del estado poblano; en ese sentido dijo que es importante contar con la coordinación de los diferentes organismos de la sociedad y del gobierno para poder dar respuestas oportunas ante este tipo de eventualidades.

Mientras que Hugo Ferrer Toledo, también catedrático de la Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP y que en estos momentos, es profesor invitado en la Universidad Estatal de Oklahoma (OSU), por el College of Engineering Architecture and Technology (CEAT), refirió que ante la pandemia que se está viviendo es importante que la gente cambie muchos hábitos y acciones en su vida diaria y estar alerta en caso de que se presente un sismo en estos momentos.

Ferrer Toledo hizo la siguiente reflexión, “cuántos de ustedes han sujetado sus muebles a la pared para que éstos no se muevan en caso de presentarse un movimiento telúrico; o han revisado que los muros o paredes de las viviendas estén en perfectas condiciones y no estén dañados; o si viven en edificios, que los cristales de las ventanas estén en perfectas condiciones y que no provoquen algún daño en caso de un sismo; entre otras consideraciones a tomar en cuenta”.

De igual forma, manifestó que las personas no deben hacer caso a las aplicaciones de celular, por la falta de precisión que representan, porque por ejemplo, si tiembla en China, o es de menor magnitud el sismo en México, al activarse, nos invitan a salir de nuestros inmuebles y ahora que estamos en pandemia, nos podemos contagiar del virus por las conglomeraciones que se puedan provocar en las calles por las falsas alarmas.

Invitó a las personas a seguir las recomendaciones de protección civil, a hacer caso de las alertas sísmicas oficiales; tener documentos oficiales a la mano y mantener la calma y principalmente saber qué hacer en caso de que se presenten estos fenómenos naturales; porque recordó, La contingencia sanitaria nos cambió para siempre nuestra vida diaria, nosotros también debemos cambiar en nuestra forma de pensar y de actuar.

Por su parte, Eduardo Ismael Hernández, también catedrático de la Facultad de Ingeniería Civil de la UPAEP, enfatizó que la presencia de los sismos básicamente se concentra en todo el territorio nacional y principalmente en la costa sur de nuestro país; de ahí la importancia de que las construcciones de las casas y construcciones en general, deben ser seguras para evitar daños mayores.

Dijo que es importante contar con estudios que hablen de la vulnerabilidad sísmica de las construcciones, considerando muchas fuentes de peligro como puede ser el sismo propiamente hablando, pero también considerar las situaciones que traen consigo la nueva normalidad y tratar de actuar de la mejor manera.

Agregó que la actual pandemia ha venido a modificar a todos los sectores de la sociedad en muchos esquemas y consideramos como investigadores en este tipo de temáticas, que debemos reconocer estas nuevas condiciones y actuar en consecuencia de manera inmediata, porque los sismos seguirán ocurriendo en un futuro y por lo tanto, las personas se deben adaptar a las nuevas condiciones para no tener que lamentarlo en un futuro cercano.