Published On: mar, Ene 8th, 2019

“Nunca más una política cultural que sea excluyente”: Alejandra Frausto Guerrero

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, aseguró que la cultura nunca más será un accesorio o algo prescindible, ya que en esta administración será uno de los ejes de la transformación social que vive nuestro país.

Durante la XXX Reunión de Embajadores y Cónsules de México, la funcionaria advirtió que en México la cultura nunca ha tenido un papel central en las políticas públicas, a pesar de que cualquier transformación política y social seria siempre va precedida y acompañada por una revolución cultural.

En el encuentro, realizado en la Secretaría de Relaciones Exteriores, Alejandra Frausto señaló que es momento de destacar el “poder de la cultura” y que el centro de la agenda actual será la persona, hombres y mujeres, que son quienes finalmente hacen la cultura.

Por ello, dijo, por primera vez las comunidades serán parte fundamental de la estrategia cultural, toda vez que serán reconocidas como fuentes creadoras de cultura, para contrarrestar la centralización que se ha hecho en las capitales del país.

Ante los representantes de México en el extranjero, Frausto enfatizó que “la cultura no va a ser nunca más un accesorio, no va a ser nunca más algo prescindible, es uno de los ejes de la transformación social. Sabemos de la fuerza que tiene, sabemos el potencial transformador que tiene el arte y lo vamos a poner en juego a partir de esta administración”.

Alejandra Frausto apuntó que en un mundo globalizado, donde todos los países cada día se asemejan más, la diversidad cultural funge como una fuerza de comunicación y de identidad que dará a México un lugar excepcional de diálogo con el mundo y para ponerlo en el lugar que merece.

La cultura, dijo, “es un instrumento fundamental de la diplomacia, sobre todo en un país como México. Si en algo sobresalimos, si en algo somos potencia es en nuestra cultura y nuestra mayor fuerza es la diversidad cultural que tenemos. Quizá solamente países como India o China se semejan a la diversidad cultural que tiene nuestro país”.

En este marco, la secretaria de Cultura anunció la creación del Consejo de Diplomacia Cultural, que trabajará para mostrar la variedad de talentos mexicanos con la convicción natural de que la cultura rompe barreras, teje redes y tiende puentes. Se formará con figuras públicas del espectáculo, artistas, deportistas, cineastas, etc., que contribuyen a elevar el nombre de México. Para evitar duplicidades, este consejo será un canal de comunicación permanente entre las secretarías de cultura y Relaciones Exteriores; además se incorporarán iniciativas de instituciones que trabajan en estados y municipios.

El consejo será presidido por artistas, creados y comunidades del país así como la secretaria de cultura y el canciller, Marcelo Ebrard. La nueva diplomacia cultural tendrá un soporte clave en la red de representaciones diplomáticas acreditadas en México, en las instituciones académicas y culturales de otras naciones con presencia en nuestro país y en las comunidades de extranjeros residentes en México.

También comentó que la agenda cultural será ante todo una agenda de derechos humanos, a fin de dar cabal cumplimiento al derecho de acceso a la cultura, que no es un privilegio o un lujo, ya que contribuye a transformar la realidad, combatir la violencia y la desigualdad y a recuperar la paz.

Indicó que se dará impulso a todos los ámbitos de la cultura, bajo los principios de libertad, inclusión y diversidad y que en este sexenio antes de construir nueva infraestructura cultural, se dará mantenimiento a la ya existente y se creará un Fondo de Prevención, para atender los recintos que fueron afectados por los sismos en 2017.

En cuanto al Complejo Cultural Los Pinos, la funcionaria precisó que en poco más de un mes, el recinto ha sido visitado por más de 520 mil personas, por lo que se convertirá en un emblema que recibirá lo mejor de la cultura universal y en un laboratorio creativo permanente.

Alejandra Frausto detalló los seis ejes de la política cultural a nivel internacional. El primero es contribuir a la reconfiguración simbólica de México en el mundo con una intensa promoción cultural; el segundo, convertir a la acción cultural en un eje para la política de apoyo a migrantes

El tercero pone a la cultura como factor clave para la agenda de desarrollo sostenible 2030, adoptando 11 de los 17 objetivos de la agenda; mientras que el cuarto es impulsar modelos de cooperación cultural que contribuyan a detonar el desarrollo económico del país y a recomponer su tejido social.

El quinto eje establece que las lenguas nacionales fungirán como herramientas fundamentales de la cultura, toda vez que 2019 es el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. Y finalmente, el sexto consiste en buscar una mayor protección internacional de los derechos autorales y comunitarios, para evitar el plagio de los conocimientos ancestrales.