Published On: Mié, Feb 3rd, 2021

Nueva educación debe contar con pensamiento innovador y perspectiva social

 

  • Ante un contexto cambiante e incierto, las juventudes deberán contar con múltiples competencias encaminadas a la solución de problemas sociales de forma creativa.

Con la finalidad de estrechar lazos de colaboración en pro de la formación de jóvenes conscientes y comprometidos con su entorno, la IBERO Puebla celebró una reunión con preparatorias y bachilleratos aliados. En la primera edición virtual de estos espacios de trabajo, se presentaron proyectos desarrollados por la Universidad dirigidos a estudiantes de educación media superior.

La crisis mundial ha propiciado la transformación de la educación y su operatividad, al tiempo que ha refrendado su valor como servicio a la sociedad. También se han reflejado nuevos retos como la implementación de modelos virtuales, la adquisición de infraestructura tecnológica, el mantenimiento de estándares académicos y la situación psicoemocional del alumnado.

De acuerdo con una encuesta, el 73% de las universidades están conscientes de que el modelo en línea prevalecerá en todo el año 2021; de ahí la necesidad de trabajar en equipo. “Somos sus aliados. Desde la IBERO Puebla queremos seguir cerca de ustedes para fortalecer la capacidad de sus profesores y alumnos”, expresó la Mtra. Elia Irigoyen García, directora general de Vinculación.

En complemento, la Mtra. Rocío Barragán de la Parra, directora de Promoción, destacó que se viven tiempos complejos en donde se puede acrecentar la esperanza y formar comunidad, por lo que los nuevos proyectos deben contar con acompañamiento y la búsqueda de talentos como ejes centrales.

Innovación social educativa

El Mtro. Enric Dachs Roig, coordinador de Innovación y Vinculación, apuntó que el Instituto de Diseño e Innovación Tecnológica (IDIT) de la IBERO Puebla se constituye como un área de innovación abierta que, a través de tecnología de punta, desarrolla soluciones innovadoras para comunidades, empresas y gobiernos a través de múltiples proyectos.

El fundamento principal es la colaboración transversal entre los agentes partícipes, cuyo epítome puede encontrarse en el Urban Living Lab, proyecto en proceso que se erige a un costado del edificio del IDIT. La operación del Instituto funciona a partir de proyectos, el Nodo de Innovación Empresarial y la Coordinación de Innovación y Vinculación.

La pandemia ha llevado a una transformación educativa sin precedentes. Las herramientas estaban listas; falta generar los entornos adecuados. “En tiempos de crisis pueden salir las mejores posibilidades. Es lo que buscamos para trabajar en conjunto con otras instituciones educativas”, reflexionó el Lic. Luis A. Camacho Luyando, jefe del Laboratorio de Fabricación (FabLab) del IDIT.

Recientemente, se ha puesto en marcha un foro llamado IDIT Academy, una plataforma de apoyo a la formación desde la ideología propia del IDIT. Esto contempla la impartición de materias, capacitaciones a empresas, talleres de trabajo y sistemas de innovación curricular.

__________________________________________________________________________________________________

“La implementación de estos programas ayuda a fomentar la cultura de la innovación en las organizaciones. Esto requiere de una flexibilidad para asumir cambios”: Lic. José Raúl Babines.

__________________________________________________________________________________________________

Dicho programa de innovación curricular surgió desde la necesidad de identificar procesos de aprendizaje significativos a partir de la resolución de problemas. Los estudiantes del siglo XXI han de tener herramientas que les permitan ser flexibles en sus procesos de constante aprendizaje. Así, la propuesta incluye los siguientes programas formativos para jóvenes de bachillerato:

  1. FabLab en tu escuela: un FabLab es una red internacional de laboratorios que busca generar metodologías que permita a estudiantes aplicar los conocimientos en espacios de trabajo.
  2. Emprendiendo con Ingenio: surge desde un mapeo de aptitudes y competencias profesionales que las nuevas generaciones necesitarán en el futuro. El modelo se desarrolla con el paradigma de pensamiento de diseño, el cual parte de que cualquier idea entre en un proceso en el que se valora si tiene potencial para convertirse en un modelo de negocio.
  3. Sprint Maker: contempla a todos los colaboradores de la institución que lo alberga. Se trata de un programa de capacitación para ayudar a los integrantes de una institución a identificar sus áreas de oportunidad y fortalezas a partir de interacciones multidisciplinares.

De manera paralela, se ha desarrollado la competencia Geometrón. Como explicó el Lic. José Raúl Babines, colaborador en el área de Innovación y Vinculación del IDIT, este concurso busca que, durante tres meses, los alumnos accedan a herramientas para identificar áreas de oportunidad en sus escuelas. Posteriormente, se les impulsa a generar prototipos de respuesta para finalmente presentar sus resultados a través de las estrategias del storytelling.

IDIT Academy también ha impulsado un formato de microaprendizaje en formato de videos informativos de 10 minutos de duración que puede auxiliar en los quehaceres académicos y de autoformación. Se busca que se pueda trabajar de la mano con las instituciones educativas para generar contenidos específicos que atiendan a las necesidades de sus públicos.