Published On: Jue, Oct 2nd, 2014

Muertos y represión neofascista confirman inestabilidad en Ucrania

ucrania

Kiev.- La muerte hoy de 10 personas en Donetsk por disparos de artillería y las pateaduras y vejámenes que turbas neofascistas propinan impunemente en Kiev a quienes piensan diferente, incluidos legisladores, confirman la crisis que vive Ucrania.
Autoridades de la República Popular de Donetsk (RPD) informaron que una primera explosión fue provocada por proyectiles de armas pesadas ucranianas al impactar en una escuela y dejar un saldo de dos muertos y tres heridos, todos adultos.
El ministro de Educación de la RPD, Igor Kostenok, precisó que a las 10.00 hora local fue bombardeado el centro escolar.
La televisión mostró los efectos de otra detonación en una parada de autobús donde murieron ocho personas y un ómnibus quedó completamente incinerado.
Presumiblemente, el proyectil fue disparado por un lanzacohetes múltiple que cobró la vida de todos los transeúntes presentes en el apeadero, comentó el Primer canal al tiempo que mostraba imágenes de combates en el aeropuerto de Donetsk y sus alrededores.
El Estado Mayor de la RPD informó que la situación en todo este territorio conocido junto a Lugansk como Donbass continúa siendo tensa pues durante la noche se registraron tres ataques gubernamentales contra los barrios de Spartak y Kirovskoye.
Varias casas de pobladores civiles sufrieron daños, se informó.
Servicios de prensa de la operación punitiva de Kiev contra la población del Donbass, por su parte, comentaron en Facebook que la noche en el aeropuerto de Donestk bajo su control transcurrió en calma.
Aquí permanecen subdivisiones ucranianas reforzadas con armamento y personal, añade la nota.
La televisión mostró también imágenes de la búsqueda que realizan los milicianos en fosas comunes junto a los órganos de instrucción de Donetsk y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).
En esos túmulos ubicados en zonas que antes estuvieron ocupadas por las tropas al servicio de Kiev, ya fueron hallados 400 cadáveres, de los que 350 corresponden a civiles ajenos a los combates y con muestras de haber sido rematados.
Mientras, en Kiev y otras ciudades se observa un incremento de la agresividad de los grupos identificados con los mismos símbolos que ostentaban en sus uniformes las tropas alemanas y sus colaboradores durante la Gran Guerra Patria (1941-1945).
Canales rusos y ucranianos mostraron a estas turbas cuando asediaban a diputados y los arrojaban a contenedores de basura en la vía pública para impedirles exponer en medios de comunicación sus propuestas de cara a las elecciones parlamentarias programadas para octubre.